El servicio de video en línea Hulu transmitirá las populares telenovelas de Univision y otros de los programas principales de la cadena de televisión en español más grande de Estados Unidos.

El convenio, que tendrá una vigencia de varios años, es el primer acuerdo importante de transmisión en línea desde que Univision Communications Inc. resolvió una larga disputa con la cadena mexicana Grupo Televisa SAB a finales del año pasado por los derechos de mostrar los programas de Televisa al público en Estados Unidos a través de internet.

Le da a Hulu una buena herramienta para venderle publicidad a una creciente población hispanoparlante y para tratar de seducirla a que pague suscripciones que le permitan desbloquear más contenido en internet.

Hulu — actualmente en proceso de venta por sus propietarios: The Walt Disney Co., News Corp., Comcast Corp. y Providence Equity Partners — dijo que lanzará el servicio con una ciberpágina renovada a finales de este año.

La duración del acuerdo parece indicar que el trato proseguirá con los próximos propietarios, si la venta se concreta pronto.

Bajo el acuerdo, la mayoría de los programas estelares de Univision estarán disponibles al día siguiente de salir al aire en televisión convencional para quienes se suscriban a Hulu Plus, un servicio de 8 dólares mensuales que da acceso a otros dispositivos que no sean computadoras y que ofrece un catálogo más amplio que la versión gratuita. Hulu dice tener más de un millón de suscriptores de pago.

La versión gratuita de Hulu también ofrecerá episodios completos de algunos programas un día después de ser transmitidos por televisión. Tanto la versión gratuita de Hulu como la de pago estarán acompañadas de anuncios.

Hasta ahora, la audiencia hispana no tenía una razón de peso para visitar Hulu en la web, pero representa un grupo grande del cual Hulu y sus anunciantes podrían tratar de aprovechar: alrededor de 50 millones de personas, o el 16% de la población de Estados Unidos.

"Es un público importante. Es joven, dinámico y está creciendo", dijo Andy Forsell, vicepresidente sénior de adquisición de contenido de Hulu. "Esta audiencia es de gran interés para los anunciantes".

Univision dirigió su atención al servicio de video en línea debido a su alcance y su fuerza para vender publicidad, pero también porque se beneficiará de cuotas de suscripción de Hulu de un modo en que la televisora de transmisión gratuita no había disfrutado antes.

A diferencia de series populares en inglés como "Two and a Half Men", que ganan millones de dólares gracias a sus reposiciones, las telenovelas en español como "Teresa" no se han beneficiado hasta el momento del mercado de las retransmisiones.

"Esta es la primera vez que vamos a hacer disponible ese contenido de archivo, que no sea la transmisión inicial y lineal en nuestras redes", dijo Tonia O'Connor, presidenta de ventas de distribución y comercialización de Univision Communications Inc.

O'Connor dijo que el acuerdo con Hulu es el primero de muchos que Univision buscará para el público hispano que navega en línea en Estados Unidos.

El año que viene, la cadena en español también planea subir programas a su propio sitio web, pero sólo podrán verlos aquellos suscriptores que ya pagan por su señal a través de distribuidores, como las empresas de televisión por cable o por satélite.

Univision apenas sumergió sus pies en internet el año pasado, cuando colocó episodios de la telenovela "Eva Luna" en su página un día después de salir al aire en televisión.

El programa alcanzó en abril una audiencia de 5,2 millones de telespectadores, mientras que ese mismo mes registró 790.000 descargas directas en línea a computadoras y otras 318.000 a dispositivos móviles.

Univision recibió autorización para comercializar programas de Televisa en línea después que ambas partes llegaron a un acuerdo en octubre del año pasado, que resolvió una disputa añeja.

A cambio de una participación accionaria minoritaria, Televisa se comprometió a invertir 1.200 millones de dólares en Univision, una empresa con oficinas corporativas en Nueva York.

Por su parte, Univision recibió los derechos en Estados Unidos para la distribución en línea de los programas de Televisa, tanto para teléfonos móviles como servicios de video sobre pedido por lo menos hasta 2020.