El actor español Javier Bardem llegó hoy a la ONU para pedir, en su calidad de "ciudadano", que el organismo trabaje para dar por fin voz al pueblo saharaui propiciando la celebración de un referéndum de autodeterminación que el Sahara Occidental espera desde hace "demasiado tiempo".

"Es un tema que me preocupa, como a muchas personas de mi país y fuera de él. Vengo como ciudadano, no en representación de nadie, de ningún Gobierno ni partido político", aseguró Bardem en una entrevista con Efe en Nueva York, a escasos metros de la sede de la ONU, donde hoy quiere levantar la voz a favor de los saharauis.

El conocido actor prevé participar hoy en una reunión de la IV Comisión de la Asamblea General de Naciones Unidas -aunque su participación podría aplazarse hasta mañana- para respaldar que el organismo siga estudiando el caso de la excolonia española para, sobre todo, facilitar que "se pueda oír la voz del pueblo saharaui".

"El mundo está cambiando. ¿Cómo es posible que a esta gente no se le dé todavía la voz que se les prometió hace veinte años y que se le está negando no sólo por Marruecos, sino también por sus aliados, como Francia, EE.UU. y también España?", preguntó Bardem, que lamentó que la "primavera árabe" se bloquee en el Sahara Occidental.

El intérprete de filmes como "Biutiful" o "Mar adentro" dijo que pedirá a la ONU precisamente que entienda que los saharauis también tienen derecho, como esos pueblos de África y Oriente Medio a decir qué futuro tienen.

"La gente nace, vive y algunos incluso mueren como refugiados. Evidentemente hay una sociedad joven saharaui que está cansada de esperar. Son gente muy paciente y que siempre ha optado por la vía diplomática, pero ven que se les ningunea y sería terrible que estos desembocara en un conflicto armado", aseguró en la entrevista con Efe.

En su opinión es "terrible" que "los intereses económicos o geoestratégicos" de los aliados de Marruecos estén "por encima de los derechos humanos".

Bardem dijo que solicitará además a la ONU que dote de un mandato concreto a la Misión del organismo para el Referéndum del Sahara Occidental (Minurso) para que sus integrantes supervisen el respeto a los derechos humanos en la excolonia.

"Soy una persona que no entiende realidades como que la ONU no vigile el respeto a los derechos humanos", subrayó Bardem, que se extrañó de que la Minurso sea "la única misión de la ONU en el mundo que no tenga ese encargo".

El Consejo de Seguridad de la ONU renovó el pasado 27 de abril y por un año el mandato de la Minurso sin dotarla de un mecanismo que le permita supervisar el respeto a los derechos humanos en el Sahara Occidental y en los campamentos de refugiados.

El actor español aseguró además sentirse "muy honrado" de acudir a la ONU para mostrar "con humildad" su "preocupación" por un problema al que dijo sentirse "muy cercano", al igual que "cientos de miles de españoles", y que dura ya demasiado tiempo.

Bardem se dirigirá junto al cineasta Álvaro Longoria, con el que lleva años rodando el documental "Hijos de las nubes", a los miembros de la comisión de la Asamblea General dedicada a los asuntos de descolonización para mandar "un claro mensaje" de que debe encontrarse una solución al problema.

El actor reconoció que en su país, España, "hasta la fecha no ha habido ningún Gobierno que verdaderamente haya hecho algo por el Sahara Occidental, pero la sociedad civil cada vez se mueve más y ayuda más a los saharauis".

Opinó que para todos los gobiernos españoles el asunto del Sahara es "una patata caliente": "Nadie quiere saber nada, se la pasan los unos a los otros, y al final pasan 35 años y la gente sigue naciendo y muriendo en campos de refugiados".

"Con el tema de Sahara hay una gran diferencia entre la sociedad civil española y el Gobierno", dijo el actor.

Bardem, que es portavoz de la plataforma "Todos con el Sahara", señaló también que esa organización había recogido 230.000 firmas que ya entregaron al Gobierno español, y con las que piden una "solución pacífica y justa" al problema de los saharauis.

"Las recibieron con mucha distancia", señaló Bardem al respecto.

Las reuniones de la IV Comisión de la Asamblea General se prolongarán durante toda la semana y en ella se tratará la situación de otros territorios pendientes de descolonización.

A esas reuniones está previsto que asista el expresidente del Gobierno autónomo vasco Juan José Ibarretxe, que prevé hablar en nombre de la española Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara.