La próxima edición del Rock in Rio será en septiembre de 2013 nuevamente en Río de Janeiro, la ciudad en donde el festival nació en 1985 y a la que el evento regresó este año tras algunas ediciones en Lisboa y Madrid, anunció hoy el presidente de la empresa organizadora, Roberto Medina.

La fecha y el lugar de la próxima edición de Rock in Rio fueron anunciados hoy, en la última de las siete jornadas de festival de este año, que atrajeron a 700.000 personas para ver a grupos como Metallica, Coldplay, Maná, Snow Patrol, Red Hot Chili Peppers y Guns N'Roses, y atracciones como Elton John, Stevie Wonder y Shakira.

El empresario dijo igualmente que la opción por Río de Janeiro en 2013 no descarta la posibilidad de que el festival pueda realizarse ese mismo año en otro país y admitió que grupos de México y de Rusia interesados en organizarlo estuvieron presentes en la actual edición.

Medina, en una rueda de prensa que concedió en la llamada Ciudad del Rock al lado del alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, informó que lo más probable es que el festival de 2013 se celebre en los dos últimos finales de semana de septiembre y que aún no sabe si tendrá seis o siete jornadas.

Agregó que la próxima edición quedó prácticamente confirmada luego de que seis nuevos patrocinadores anunciaran su intención de invertir en el evento.

El presidente del Rock in Rio aclaró que la edición de 2013 sufrirá algunas modificaciones con respecto a la actual para intentar mejorar la organización.

"La principal alteración será una reducción de 15.000 personas en el número de asistentes por jornada. Por los cálculos que hicimos, lo ideal es tener 85.000 personas porque la idea siempre fue tener un espacio en el que el público pueda circular", afirmó.

Para cada una de las siete jornadas del Rock in Rio de este año fueron vendidos 100.000 ingresos.

Agregó que la reducción del número de asistentes por jornada también podrá mejorar el flujo de personas hacia la Ciudad del Rock, reducir el tránsito y acelerar el servicio de los restaurantes, que fueron citados como problemas en la actual edición.

Otra novedad será el montaje de una tienda de "street dance" como atracción paralela al lado de la Rock Street, la montaña rusa, la tirolesa y la rueda de Chicago que complementaron la edición de este año.

Sobre la posibilidad de que el evento pueda ser organizado en otro país, afirmó que México es el favorito pero que un acuerdo aún depende de negociaciones con patrocinadores.

"Cuando hago un festival fuera de Brasil, lo hago como profesional. Aquí en Río de Janeiro lo hago con pasión", afirmó.

México fue elegido como el país latinoamericano favorito para organizar una edición del Rock in Río en 2013 en una encuesta promovida en la internet por los propios organizadores del festival.

México obtuvo poco más de 248.000 votos, el 44,32 % de las preferencias, en la elección realizada en el portal oficial de Rock in Rio en internet, en tanto que Colombia quedó en segundo lugar con el 44,2 % y Argentina en tercero con el 11,48 %.

Pese al resultado, "aún no es posible afirmar que Rock in Rio ganó una nueva sede, además de Brasil, Portugal y España, pero refuerza la voluntad de los mexicanos y de los colombianos de abrigar el festival en 2013", según un comunicado divulgado el viernes por los organizadores del evento.

Paes, por su parte, dijo que el espacio en el que funcionó la Ciudad del Rock será abierto al público en 40 días con canchas e infraestructuras para las prácticas deportivas y que será el Parque de los Atletas en los Juegos Olímpicos que la ciudad organizará en 2016.