La Comisión Europea ha abierto una investigación sobre la estandarización del proceso de pagos a través de Internet promovido por el Consejo Europeo de Pagos, organismo responsable de la autorregulación de esos pagos, informó hoy el Ejecutivo comunitario.

La Comisión Europea examinará "cuidadosamente" la estandarización de pagos en Internet para asegurarse de que no se restrinja indebidamente la competencia en este mercado, por ejemplo a través de la exclusión de nuevos actores y proveedores de pagos que no están vinculados a un banco, indicó en un comunicado.

La exclusión de competidores en el mercado de pagos electrónicos podría resultar en precios más altos para los que comercializan productos y servicios a través de Internet y por ende también para los consumidores, señala el departamento que dirige el comisario europeo de Competencia, el español Joaquín Almunia.

El Ejecutivo comunitario considera esta investigación una "prioridad" aunque recalca que la apertura de la investigación no prejuzga el resultado del análisis.

Almunia indicó que el uso de Internet requiere cada vez más soluciones de pago electrónico seguros y eficientes en la Zona Única de Pagos en Euros, y valoró que el Consejo Europeo de Pagos (EPC, en sus siglas en inglés) haya desarrollado estándares en esta materia.

No obstante, hay que asegurarse de que la estandarización del proceso de pago electrónico no restrinja innecesariamente las oportunidades de aquellos que no participan en él, recalcó.