El fundador de Wikileaks, Julian Assange, calificó de "inacabada" e imprecisa una biografía suya publicada hoy en el Reino Unido, a pesar de su oposición, y dijo que lo único que busca la editorial es "ganar dinero".

El libro, titulado "Julian Assange: la autobiografía no autorizada", está basado en 50 horas de entrevistas del activista australiano con el escritor Andrew O'Hagan, en las que habla de su vida, su trabajo y las acusaciones de violación de dos mujeres en Suecia.

Assange había firmado con la pequeña editorial Canongate, con sede en Escocia, un contrato para publicar su autobiografía pero finalmente se echó atrás tras leer el primer borrador y trató de cancelar sin éxito el acuerdo.

En un comunicado, Assange denunció hoy que esta supuesta "autobiografía" está "inacabada" y basada en un borrador que contiene errores, y lamenta no haber podido revisar el libro publicado.

"Tendré que comprar mi propia 'autobiografía' para conocer el alcance de los errores e imprecisiones del contenido del libro, pero el daño está hecho", apuntó Assange en un comunicado.

El "hacker" australiano, que ha desclasificado miles de documentos comprometedores para los gobiernos de todo el mundo, acusó además a Canongate de "ganar dinero" con la publicación de esta obra y de incumplir el contrato firmado.

Según esta biografía publicada sin su autorización, el fundador de Wikileaks considera que su proceso de extradición a Suecia por supuesta violación es un montaje y afirma que tuvo relaciones sexuales consentidas con las dos mujeres que le acusan del abuso sexual.

El australiano relató en las entrevistas con Andrew O'Hagan cómo se produjeron sus encuentros con las dos mujeres y niega categóricamente haberse propasado con ellas.

"No violé a esas mujeres y no me puedo imaginar que nada de lo que ocurrió entre nosotros que les hiciera pensar eso, excepto que hubiera mala fe, un plan conjunto para atraparme o un malentendido terrible entre ellas", según es citado Assange en el libro.

Admitió además que, aunque quizás sea "un cerdo chovinista", no es un "violador" y que las dos mujeres "tuvieron relaciones sexuales consentidas conmigo y no tuvieron problema en estar conmigo después. Eso es todo".

Sobre los comienzos de Wikileaks, indicó, de acuerdo con lo publicado en el libro, que después de tomar la decisión de publicar los cables confidenciales, supo que su vida "nunca volvería a ser la misma".

El "hacker" australiano permanece actualmente bajo arresto domiciliario en el Reino Unido a la espera de que el Tribunal Superior de Londres se pronuncie sobre la demanda para su extradición a Suecia.