El legendario cantante Tony Bennett se disculpó hoy por afirmar en un programa de radio que Estados Unidos "provocó" el ataque contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001, y matizó que "no hay excusas" para el terrorismo.

"Lamento si mis declaraciones sugirieron otra cosa que una expresión de amor a mi país, mi esperanza en la humanidad y mi deseo de paz en el mundo", afirmó Bennett en un comunicado colgado en su perfil de Facebook.

El intérprete neoyorquino dijo también sentirse "agradecido" de ser estadounidense, y como veterano de la Segunda Guerra Mundial también se enorgullece de haber luchado para proteger los valores que han hecho de EE.UU. "el mejor país del planeta".

"Simplemente no hay ninguna excusa para el terrorismo y el asesinato de casi 3.000 vidas inocentes", remachó el cantante, que a sus 85 años se encuentra embarcado estos días en al promoción de su último álbum.

Bennett subrayó que sus experiencias vitales, desde participar en la Batalla de las Ardenas al final de la Segunda Guerra Mundial a marchar junto al líder de los derechos civiles Martin Luther King en los años sesenta, han hecho de él "un humanista y un pacifista".

"Han reforzado mi creencia de que la violencia engendra la violencia y que la guerra es la forma más baja del comportamiento humano", añadió el cantante neoyorquino.

La disculpa llega después de declarar en el programa del popular presentador Howard Stern que "ellos (los terroristas de Al Qaeda) volaron los aviones pero nosotros lo provocamos. Los estábamos bombardeando y ellos nos pidieron que paráramos".

"¿Quiénes son los terroristas?. ¿Somos nosotros o lo son ellos?", se preguntó el solista y conocido pacifista, quien después añadió el viejo refrán que dice que "dos errores no hacen un acierto".

Bennett respondía así después de asegurar en la entrevista que las guerras de Irak y Afganistán son un "tremendo error", ante lo que el periodista le preguntó cómo había que lidiar con los terroristas que atentaron el 11-S contra Estados Unidos.

El neoyorquino, que ha vendido durante su prolífica carrera más de 50 millones de discos, contó también que en un encuentro en 2005 con el entonces presidente de EE.UU. George W. Bush, éste le aseguró que había cometido "un error" al polarizar al país con la guerra.

Bennett, uno de los grandes referentes del jazz junto a Frank Sinatra y con 15 premios Grammy a sus espaldas, promociona estos días el álbum "Tony Bennett: Duetos II", cinco años después de publicar su primer disco de dúos.