Charlie Sheen y Warner Bros. ultiman un acuerdo millonario que zanje su disputa en torno al despido del protagonista de la popular telecomedia "Two and a Half Men" el pasado marzo, informó hoy el diario Los Angeles Times.

Fuentes de esa publicación aseguran que Warner habría accedido a indemnizar a Sheen con alrededor de 25 millones de dólares para evitar que el caso fuera a juicio, después de que el intérprete denunciara a la compañía por considerar que lo sacaron del programa de manera improcedente.

Sheen solicitó ante los tribunales que Warner le pagara 100 millones de dólares por echarlo del trabajo, si bien el juez emplazó a ambas partes a que se sometieran a un proceso de arbitrio para intentar arreglar sus diferencias sin necesidad de juicio.

El actor fue despedido el pasado marzo después de una serie de excesos de drogas y alcohol que llevaron a la cancelación de las grabaciones de los últimos capítulos de la octava temporada de la serie.

El popular intérprete, molesto por no poder regresar al trabajo, arremetió con insultos contra el cocreador del programa Chuck Lorre.

Las sucesivas salidas de tono condujeron a la rescisión de su contrato, por el que ingresaba más de 1,8 millones de dólares por episodio y que le convertía en el actor mejor pagado de la pequeña pantalla en EE.UU.

La novena temporada de "Two and a Half Men" comenzó el lunes por la noche en la cadena CBS con un récord de audiencia.

Más de 27,7 millones de espectadores contemplaron el funeral de Charlie Harper (Sheen), que falleció atropellado por un tren de metro supuestamente empujado por su novia, furiosa tras conocer que le había sido infiel.

Sheen fue reemplazado por Ashton Kutcher, que encarna a un joven millonario.