La viuda del famoso comediante Bob Hope, Dolores Hope, falleció hoy en su domicilio de Toluka Lake, en Los Ángeles (EE.UU.), por causas naturales a los 102 años, casi una década después de la muerte de su marido, también centenario, informó People.

A pesar de una vida a la sombra de su esposo, Dolores, cuyo apellido de soltera era DeFina, tuvo también vocación artística y durante su juventud se dedicó a cantar profesionalmente en los locales nocturnos de Manhattan, donde conoció a Bob Hope cuando el cómico aún no era una gran estrella.

A finales de los noventa, la viuda de Hope reactivó su carrera musical con el lanzamiento de un disco de clásicos y actuó en el neoyorquino Rockefeller Center.

Bob y Dolores Hope, una devota católica, tuvieron 4 hijos: Tony, Linda, Kelly y Nora.

Bob Hope, de origen británico, falleció en 2003 pocos meses después de cumplir 100 años.

Fue el comediante más famoso de su generación en Estados Unidos, donde dominó la taquilla cinematográfica entre 1941 y 1953 con su estilo espontáneo, época en la que realizó "The Paleface" ("Rostro pálido" 1948) y en la que se convirtió en un recurrente animador de las tropas de EE.UU. combatientes en la II Guerra Mundial.

A mediados de la década de los cincuenta decayó su popularidad e inició su activa carrera televisiva.