El diseñador italiano Valentino recibió hoy el homenaje de los modistos neoyorquinos en reconocimiento al arte de sus diseños y su extensa trayectoria profesional como una de las agujas más importantes del mundo de la moda internacional.

El reconocido modisto fue homenajeado por todo lo alto en una ceremonia organizada por el Consejo de la Costura del Instituto de la Moda de Nueva York, que le concedió un galardón por toda su carrera, que en otras ocasiones han recibido Karl Lagerfeld, Dries Van Noten, Isabel Toledo, Alber Ebaz y Ralph Rucci.

"Me siento bendecido por el amor que Estados Unidos ha mostrado por mí y por mi trabajo. Durante años he tenido el privilegio de vestir a sus mujeres y de ser inspirado por ellas", explicó Valentino tras recibir el galardón de la mano de la directora de la edición norteamericana de Vogue, la célebre Anna Wintour.

El modisto, que defendió que "la moda debe ser libre y no estar guiada por los intereses comerciales", tuvo palabras de recuerdo especiales para la fallecida ex primera dama Jackeline Kennedy (1929-1994), a la que calificó como una de sus musas norteamericanas.

"Recuerdo cómo vino a verme para elegir todo su vestuario, en colores blanco y negro. Acababan de asesinar a su marido, el presidente John F. Kennedy", explicó Valentino, quien destacó cómo "las mujeres americanas" son las primeras en abrazar las tendencias y popularizarlas.

"El arte es la mejor parte de la moda para mí", añadió el conocido modisto, que está considerado uno de los grandes diseñadores de alta costura y que es conocido por haber empleado en sus prendas un tono de rojo muy intenso.

Además de todo el glamour, "Valentino ha aportado a la moda ese color rojo que favorece tanto a las mujeres, que les da como fuego", explicó a Efe una de las integrantes del Consejo de la Costura, Yaz Hernández.

Por su parte, la directora de la edición norteamericana de Vogue, Anna Wintour, no escatimó halagos para Valentino durante un almuerzo en el Lincoln Center, en el que los vestidos de fiesta y los zapatos de tacón alto fueron la norma a pesar de la lluvia implacable que caía en la Gran Manzana.

"Valentino es el autor de algunas de las más bellas creaciones que se han lucido en un palacio o sobre una alfombra roja", dijo Wintour, quién destacó "el talento y el carisma" del modisto, pero también su implicación en causas como la lucha contra el sida, o el bienestar de los animales y los ancianos.

En opinión de la directora de la famosa revista, Valentino es "uno de los mejores modistas del mundo" y ha mantenido en sus creaciones "ése toque de 'La dolce vita' de (Federico) Fellini de una manera muy clara, un sentido de la vida gozoso y optimista incluso en tiempos complicados".

Valentino Garavani (1932), que también ha vestido a reinas, emperatrices o actrices, entró en el mundo de la moda en 1950, cuando siendo un adolescente se trasladó a París para estudiar.

En la ciudad francesa coincidió con otros que con el tiempo han sido igualmente grandes de la moda como Yves Saint-Laurent (1936-2008) y Karl Lagerfeld, con el que mantiene amistad.

Valentino se consagró en 1968 con su "Collezione Bianca" ("Colección Blanca"), que estaba formada por diseños simples en tonos blanco y hueso que llamaron la atención por su elegancia.

Entre las mujeres que se sintieron cautivadas por sus prendas figuran la actriz Ava Gardner (1922-1990), la antigua emperatriz de Irán Farah Diba, la reina Noor de Jordania, la ex primera dama de Estados Unidos Nancy Reagan y la princesa Diana de Gales (1961-1997).

Asimismo han vestido sus creaciones actrices como Liz Taylor (1932-2011), además de Jane Fonda, Jessica Lange, Sophia Loren, Julia Roberts, o las españolas Nati Abascal y Rosario Nadal.

A la entrega del galardón, que cada año se produce en la víspera del inicio de la Semana de la Moda de Nueva York, que comienza este jueves, asistieron entre otras la fundadora de la compañía de ropa Jimmy Choo, Tamara Mellon, y la esposa del diseñador Oscar de la Renta, Annete de la Renta.