La escritora estadounidense de origen mexicano Chloe Aridjis presentó hoy la versión en español de su primera novela, "El libro de las nubes", una visión de la ciudad de Berlín a través de la mirada de su protagonista, una mujer que vive sola en la capital alemana intentando desprenderse de su pasado.

"El libro de las nubes" fue publicado originalmente en Estados Unidos bajo el título de "Book of Clouds" en 2009, y ve ahora la luz en español por la editorial Fondo de Cultura Económica.

La protagonista de la novela, Tatiana, es una mexicana proveniente de una familia en la que el autoritarismo se alza sobre todas las cosas y que se instala en Berlín para escapar del yugo familiar. Su soledad se ve interrumpida cuando empieza a transcribir los textos de un viejo historiador.

"No soy Tatiana, pese a que siempre existe una línea borrosa entre el autor y sus personajes, sobre todo cuando se comparte geografía, como es el caso", comentó Chloe Aridjis, quien en el pasado vivió cinco años en Berlín, al igual que la protagonista.

Chloe Aridjis es hija del escritor y diplomático mexicano Homero Aridjis.

Doctorada en lengua francesa por la Universidad de Oxford, la autora afirmó que quiso crear "una narradora poco sociable" pero al mismo tiempo integrar en ella sus "obsesiones sobre esta ciudad tan extraña y compleja".

La historia de "El libro de las nubes" centra su atención en la importancia que tiene el pasado en la cimentación y construcción del ser humano y de una ciudad como Berlín.

"Gracias al libro he visitado Berlín por segunda vez y con ello otros recuerdos del primer viaje han vuelto a mí y he recordado anécdotas de aquel entonces", dijo Pablo Boullosa, escritor mexicano que acompaño a Aridjis en la presentación de su libro.

Junto a ellos ocuparon también la mesa central del auditorio de la Librería del Fondo de Cultura Económica Rosario Castellanos, el también escritor mexicano Guillermo Fadanelli y la escritora y periodista del diario Reforma Guadalupe Loaeza.

Fadanelli comentó que hacía tiempo que no leía una novela que le transmitiera "su ser escondido", y dijo que a partir de la mirada que Aridjis aporta sobre Berlín y de su talento para narrar dibuja una ciudad que es la misma que él conoció cuando estuvo allí.

El reflejo real de Berlín que emana de la novela fue también destacado por Loaeza, quien señaló que con su lectura era capaz de ver "perfectamente" el edificio gris en el que vive la protagonista, "el mercado, las calles, las nubes...".

"Ninguna cita literaria ni ninguna enciclopedia pueden explicar el misterio de esta novela (...). ¿Por qué me conmueve una historia como esta que sucede al otro lado del mundo? No tengo explicación para ello", señaló Boullosa.

"El libro de las nubes" obtuvo en 2009 el Premio a la Mejor Primera Novela Extranjera publicada en Francia.