El actor Ben Stiller anunció hoy que el próximo 22 de septiembre organizará en Nueva York una subasta de arte contemporáneo en beneficio de los niños de Haití, con la que espera recaudar alrededor de 10 millones de dólares que se destinarán a programas educativos y de salud en el país caribeño.

"Más de un año después del devastador terremoto, todavía existe la gran necesidad de ayudar a Haití en sus esfuerzos por reconstruir el país", dijo Stiller en un comunicado divulgado hoy en Nueva York conjuntamente con la casa de subastas Christie's, donde se celebrará una puja con obras de importantes artistas contemporáneos.

La idea del conocido actor y también director estadounidense es, según añadió, "recaudar fondos para que los niños de Haití tengan la oportunidad de recibir una educación, tener una vida mejor y aprovechar el potencial que ofrece su vibrante e importante cultura".

La sede neoyorquina de Christie's será la que acoja la venta de un total de 26 obras de 25 de algunos de los artistas contemporáneos más destacados del momento, como Jeff Koons, Jasper Johns o Cindy Sherman, que han donado sus trabajos para la subasta benéfica.

La recaudación que se obtenga se destinará íntegramente a organizaciones sin ánimo de lucro que ya trabajan en Haití desde el terremoto del pasado año y que se centran en la educación y la atención sanitaria para los niños de ese país.

Respecto a las obras, la que parte un precio estimado más alto es la escultura con luces fluorescentes "Monument for V. Tatlin" (1967), del artista minimalista Dan Flavin (1933-1996), que se espera que se adjudique por entre 800.000 y 1.200.000 dólares.

Otros de los trabajos que parten con una valoración más alta son los lienzos "My mother before she became my mother", de Marlene Dumas, y "Chor", de Neo Rauch, que están valorados cada uno entre 600.000 y 800.000 dólares.

Además, por la serigrafía de Koons "Bikini (Dessert)" se espera recaudar entre 500.000 y 700.000 dólares, y por una instantánea sin título de la fotógrafa Cindy Sherman se espera alcanzar un precio de martillo de entre 60.000 y 80.000 dólares.

Stiller, que ha protagonizado y dirigido éxitos de taquilla como "Zoolander" (2001) o "Tropic Thunder" (2008) y es uno de los actores mejor pagados de Hollywood, ha sido una de las estrellas más activas en recaudar fondos para la reconstrucción de Haití, que sufrió en 2010 un terremoto que dejó más de 100.000 muertos, millón y medio de personas sin techo y tres millones de damnificados.