Bailee Madison consuela a la periodista que le dice que es demasiado timorata para ver su nueva película de terror, "Don't Be Afraid of the Dark".

"No tengas miedo", dice la actriz de 11 años, y le promete seriamente pasar con ella "una noche de cine".

Sus colegas en la nueva película del mexicano Guillermo del Toro dicen que la respuesta es típica de Madison, una actriz que demuestra una compostura y profesionalismo acordes con su experiencia: a pesar de su juventud ha actuado en una decena de películas y programas de televisión.

Madison dijo que la coprotagonista Katie Holmes se mostró muy protectora durante el rodaje de la historia sombría sobre una niña que descubre unas criaturas de lo más desagradables en su nueva casa. "Se aseguraba de que yo estaba bien, me cuidaba y yo se lo agradezco".

Del Toro, productor y coguionista del thriller gótico que se estrena el viernes en Estados Unidos, tiene otra impresión. Dijo que el equipo técnico estaba muy preocupado por la joven actriz que debía gritar durante una escena de gran suspenso. Pero apenas se escuchó el grito de "corten", Madison se volvió hacia Holmes y le preguntó: "¿Estás bien? ¿Puedo hacer algo por ti?"

"Bailee estaba preocupada por Katie", dijo del Toro con una carcajada. Añadió que no está seguro de que Madison sea una niña. "Creo que está poseía. Tiene como 70 años en ese cuerpo de niña. La poseyó Madeleine Albright o algo así". Madeleine Albright tiene 74 años y fue embajadora de Estados Unidos ante la ONU.

Madison atribuye su madurez a su familia, que le mantiene "los pies en la tierra". Dice que se acostumbró a que la llamen una "jovencita muy madura", al menos desde que su madre le explicó el significado.