La segunda edición del festival Telefónica Sonidos comienza hoy en Sao Paulo con una apuesta renovada por la mezcla de la música latinoamericana en conciertos en los que actúan a dúo un artista brasileño y otro de origen hispano.

El jazzista cubano Chucho Valdés, ganador de ocho premios Grammy, será el encargado de inaugurar el evento con una actuación en la que compartirá escenario con el brasileño Hamilton de Holanda, que en sus trabajos une tradición y modernidad con la incorporación de géneros como el jazz, la samba y el rock.

Los organizadores del Telefónica Sonidos, que se celebrará hasta el próximo día 27, esperan repetir el éxito de la primera edición, en la que 15.000 espectadores disfrutaron de grandes nombres de la música hispanoamericana como Pablo Milanés y los puertorriqueños Calle 13.

"Queremos volver a proyectar esta rica integración cultural con el objetivo de crear un gran ambiente para la música latina en Brasil y para que nuestros artistas puedan explorar nuevos mercados", dijo Alexandre Schiavo, creador del evento, en un comunicado.

El Jockey Club de Sao Paulo, recinto por el que pasarán cerca de veinte artistas, recibirá el viernes a la cantante mexicana Julieta Venegas, con más de siete millones de discos vendidos, que hará dueto con la carioca Marisa Monte, reconocida como una de las grandes voces de la música brasileña moderna y ganadora de tres Grammy Latinos.

Ese mismo día, el grupo salsero Juan Formell y Los Van Van tendrán la oportunidad de fusionar su música cubana con el talento del cantante y compositor brasileño Carlinhos Brown, con el que trabajaron este año para lanzar el disco solidario "Red Hot + Rio 2".

Pitingo, una de las sensaciones del flamenco y el soul español, compartirá el sábado espectáculo con Marina de la Riva, que en sus trabajos une sonidos brasileños con la música de Cuba, de donde salió su padre en 1959 tras el triunfo de la Revolución.

El espectáculo se clausurará esa noche con el regreso después de diez años fuera de los escenarios de Illya Kuryaki & The Valderramas, considerado como el mayor exponente del funk y el hip hop en Argentina, que echará el cierre del Telefónica Sonidos junto al grupo brasileño Jota Quest.