Durante más de una década, Paul Rudd ha sido el camaleón de la comedia, al pasar sin esfuerzo de compinche en "The 40-Year-Old Virgin" (Virgen a los 40) a robarse la escena en "Knocked Up" (Ligeramente embarazada) y heterosexual con dudas en "I Love You, Man" (Te amo, brother). Su nueva encarnación es la del hermano idiota en la película titulada justamente "Our Idiot Brother".

Este simpático actor de 42 años se dejó crecer el pelo y la barba para el papel de Ned, un agricultor orgánico cuya falta de ambición e independencia desesperan a su familia. Rudd desarrolló el personaje con su amigo-vecino-director Jesse Peretz.

La comedia dramática independiente, adquirida rápidamente por la distribuidora The Weinstein Co. en el Festival Sundance este año, es distinta de las anteriores en la filmografía aparentemente interminable de Rudd. No es tan boba como "Role Models" (Mal ejemplo; Un par nada ejemplar) ni tan seria como "The Cider House Rules" (Las reglas de la vida).

Después de cumplir una condena por venderle marihuana a un policía uniformado, Ned se enreda en la vida de sus tres hermanas: Natalie, partidaria del amor libre (Zooey Deschanel); Miranda, concentrada en su carrera (Elizabeth Banks), y la perfeccionista Liz (Emily Mortimer).

"Es como la vida", dijo Rudd en entrevista reciente. "No es fantasiosa ni trillada. Eso es una de las cosas que más me gustó del proyecto. Tiene un punto de vista. Para mí, el personaje no era el pelo largo, la barba, las sandalias. Esos son los rasgos externos. Es un buen tipo que se dedica a la agricultura biodinámica".