Londres arrebató a Nueva York el título de capital mundial de la moda en 2011 gracias en parte a la boda de los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, y a la elección por parte de la novia de un diseño del fallecido modisto británico Alexander McQueen para la ceremonia.

Así se desprende de un nuevo estudio publicado hoy por la consultora de medios estadounidense Global Language Monitor, que elaboró un ránking cuyos primeros cinco puestos los completan París, Milán y Los Ángeles, y en el que la ciudad española de Barcelona ocupa el séptimo lugar.

"La reina de la Península Ibérica una vez más", señalan los responsables del listado sobre la ciudad catalana, que sube tres puestos con respecto al año anterior, mientras que Madrid avanzó un escalón para quedar en el puesto número 12, según un comunicado difundido por la compañía especializada en análisis de tendencias.

"Vemos el impacto de dos auténticas estrellas mediáticas -la princesa Catalina y Alexander McQueen- sobre una clasificación mundial. Nuestros datos demuestran que fue su presencia lo que dio la victoria a Londres sobre Nueva York", explicó Bekka Payack, corresponsal de moda de Global Language Monitor en Manhattan, en el mismo comunicado.

Payack indicó que "en las distintas categorías, la capital británica fue la mejor en tres de ellas, mientras que Nueva York, París y Sao Paulo lideraron las demás", de tal forma que la Gran Manzana "sigue fuerte, pero Londres tiene a Kate".

La lista también incluye seis ciudades latinoamericanas: Buenos Aires (20), Ciudad de México (22), Río de Janeiro (en el puesto 23 y de la que se afirma que "mientras se prepara para los Juegos Olímpicos, también fortalece su conocimiento de la moda más allá de la ropa de baño"), Sao Paulo (25), Santiago de Chile (30) y Caracas (50).

Por continentes, Europa tiene 19 representantes en la lista de capitales de la moda, compuesta por medio centenar de urbes, mientras que Norteamérica tiene once, Asia diez, África dos y Oceanía otros dos.

Nueva York llevaba un lustro seguido encabezando el ránking, cuando superó por primera vez a Milán en la lista que elabora desde 2003 Global Language Monitor, que rastrea Internet, blogs, redes sociales como Facebook y Twitter, y más de 75.000 medios de comunicación escritos y electrónicos.