Los organizadores de un concierto de homenaje a Michael Jackson a realizarse en Gales han retirado una invitación a la banda Kiss para que actúe en el espectáculo, se informó el martes.

El anuncio se produjo un día después que Global Live Events anunció que Kiss actuaría en el concierto previsto para el 8 de octubre en Cardiff, Gales. Fanáticos, medios de prensa y herederos del cantante advirtieron rápidamente que el bajista de Kiss, Gene Simmons, había expresado su convicción de que Jackson abusó de niños.

Jackson fue absuelto de cargos de abuso de menores en un juicio en 2005 en California.

El año pasado, Simmons dijo en entrevista con la revista Classic Rock que "yo no tengo la menor duda de que (Jackson) abusó de esos chicos. Ni la menor duda".

El presidente de Global Events Live, Chris Hunt, dijo que la invitación a Kiss se debió a un "descuido" suyo.

"Dadas las circunstancias, coincidimos plenamente en que si bien Michael admiraba la banda Kiss, no nos queda más remedio que retirar nuestra invitación para que actúe en nuestro concierto de homenaje", dijo Hunt en un comunicado.

La vocera de Kiss no estaba disponible para hacer declaraciones.

Este fue el tropiezo más reciente para un show respaldado por la madre y varios hermanos de Jackson, pero al que se oponen los hermanos Jermaine y Randy. Desde el anuncio el mes pasado, los fanáticos se han quejado de los precios, los artistas invitados y el lugar.

Las superestrellas que quedan después de la partida de Kiss son Smokey Robinson, Christina Aguilera y Cee Lo Green.