Los creadores del famoso programa de televisión infantil "Sesame Street" desmintieron hoy en Facebook que sus conocidos personajes Ernie y Bert fueran diseñados como gays, en respuesta a una petición popular para que se celebrara su boda.

La organización no lucrativa Sesame Workshop explicó en la red social que Ernie y Bert son "mejores amigos" y que se crearon para "enseñar a los preescolares que las personas pueden ser buenas amigas de aquellas que son muy diferentes a ellas mismas".

Las populares marionetas, que en español se bautizaron Epi y Blas (España) y Enrique y Beto (Latinoamérica), han aparecido en "Sesame Street", conocida como "Barrio Sésamo" en España y "Plaza Sésamo" en Latinoamérica, desde los inicios del espacio televisivo en 1969 como dos compañeros de habitación con puntos de vista muy diferentes sobre cómo hacer las cosas.

Ernie, de color naranja, acostumbra a sacar de quicio a Bert, de amarillo, con ideas disparatadas o peticiones insistentes. Es una relación en la que habitualmente Ernie se sale con la suya.

Durante años se especuló con la posibilidad de que los personajes representaran a una pareja gay y el pasado 4 de agosto se puso en marcha una campaña en la web a través de la página Change.org para recoger firmas para que Ernie y Bert salgan del armario y pasen por el altar.

"En esta era horrible de niños homosexuales que se quitan la vida, ellos necesitan saber que son hermosos y que sus vidas merecen la pena. Los chicos abusadores tienen que saber que la homofobia no está bien", se señaló en la petición que hasta la fecha cuenta con más de 5.000 firmas.

Ese mismo documento insiste en que no pretende que "Sesame Street" haga algo "grosero o que falte el respeto" permitiendo la boda de Ernie y Bert.

"Se puede hacer con estilo", se indicó.

La iniciativa no ha encontrado el respaldo de Sesame Workshop que quiso aclarar que aunque los personajes se identifican como "masculinos y poseen características humanas" siguen siendo "marionetas" y "no tienen una orientación sexual".