El dúo musical venezolano "Chino y Nacho" declaró hoy durante la grabación en México del videoclip de su nuevo sencillo, "El Poeta", que "quien conquista los corazones del público mexicano conquista toda América Latina".

Un chalé de la Ciudad de México fue el escenario elegido por el dúo para la grabación del videoclip del último sencillo, perteneciente al segundo álbum de su carrera, "Supremo", de próxima aparición.

Anteriores canciones como "Mi niña bonita" o "Tu angelito" lograron una gran repercusión en México, donde el dúo se encuentra ahora "con ganas de darle continuidad a todo lo que está pasando" con su carrera", dijo Nacho.

La otra mitad del grupo, Chino, señaló que "para cualquier artista del mundo" es importante conquistar México porque quien conquista los corazones de su público "conquista toda América Latina", a lo que añadió que se trata de un mercado muy valioso "por su nivel musical".

"Hemos quedado enamorados del lugar y ya hemos ido a muchos sitios, a Monterrey, a San Luis Potosí, a Querétaro, hemos cantado en México D.F. y todavía queremos recorrer toda la República mexicana con nuestra música", comentó Nacho.

El videoclip de "El Poeta" ha sido dirigido por el realizador Gustavo Garzón, que en su currículum cuenta con haber trabajado para otros artistas de fama internacional.

"No podíamos escatimar y hacer un vídeo normal, teníamos que buscar al mejor y Gustavo Garzón ha hecho vídeos para Shakira, Enrique Iglesias o Gloria Trevi, no podíamos dejar pasar esta oportunidad y estamos muy contentos", indicó Chino.

El vídeo cuenta la historia del encontronazo de un joven con el padre de su novia, que no ve con buenos ojos a su yerno.

"A la mayoría de jóvenes le ha pasado. Yo creo que ninguno de los padres de las novias que yo tuve me quisieron y les entiendo porque debe ser difícil tener una hija y ver que su novio tiene una carrera tan difícil como la música", dijo Nacho.

A finales de 2010, el dúo venezolano ganó el Grammy Latino al mejor álbum urbano. Ahora, quieren desvincularse de la etiqueta "reguetonera" que les persigue y ser, en sus propias palabras, algo más "romanticones".

"Creo que el mercado juvenil latino le hacía falta urgentemente que llegaran unos muchachos a darles un poco de cariño a las féminas que en vez de decirles 'gata salvaje' o 'perréame', les diga ámame", comentó Chino.