La poetisa uruguaya Juana de Ibarbourou, más conocida como Juana de América, se ha convertido en un fenómeno poco habitual y sigue cautivando lectores luego de 32 años de su muerte, destacó Jorge Arbeleche, encargado de la selección, edición y prólogo de un nuevo libro que se presenta hoy.

"Juana murió hace treinta años y en los últimos veinte se han publicado diez libros, reediciones o compilaciones de su obra, lo que demuestra su vigencia", destacó Arbeleche a Efe.

"Son pocos los escritores fallecidos cuya obra se siga publicando con un libro cada dos años como promedio", agregó.

El nuevo libro, denominado "Perdida. La Pasajera y otras páginas", será presentado en el Ministerio de Relaciones Exteriores y tiene el auspicio de la Cámara de Diputados de Uruguay.

La publicación, de dos mil ejemplares, es el resultado de un proyecto editorial de la Cancillería y de la Universidad del Trabajo de Uruguay (UTU) que se encargó de la impresión.

El libro "reúne dos de las mejores obras de Juana de Ibarbourou y la muestra mucho más filosófica y reflexiva cuando se acercaba al final de su vida", agregó Arbeleche, reconocido experto en la obra de la poetisa, profesor de literatura e integrante de la Academia Nacional de Letras de Uruguay.

Juana de Ibarbourou (Melo 1892-Montevideo 1979), considerada una adelantada y transgresora para su época, autora de "Las lenguas de diamante", "La rosa de los vientos" y "Romances del destino", entre otros, fue designada como Juana de América por poetas y personalidades de la región en 1929 en un acto celebrado en el Parlamento uruguayo.