El estudio Warner Bros Pictures anunció en un comunicado que "Harry Potter and the Deathly Hallows - Part 2", la octava y última entrega de la franquicia protagonizada por el joven mago, se ha convertido en la película de mayor recaudación de 2011.

La cinta de David Yates, protagonizada por Daniel Radcliffe, Rupert Grint, Emma Watson, Ralph Fiennes y Alan Rickman, es ya la de mayor éxito del año en Estados Unidos y en la taquilla mundial.

Desde su estreno a mediados de julio y hasta el día 8 de agosto, la película ha ingresado 344,8 millones de dólares en EE.UU. y 801,5 millones en el resto del mundo, para un total combinado de 1.146 millones de dólares.

Esa cifra la sitúa como la tercera película de mayor recaudación de la historia, sólo por detrás de "Avatar" (2.782,3 millones) y "Titanic" (1.843,2 millones), ambas de James Cameron.

"Se puede decir que la película es un fenómeno global", dijo Veronika Kwan-Rubinek, presidenta de distribución internacional del estudio. "Los directores y el reparto, que dedicaron su talento a estas películas durante más de una década, comparten este pedazo de historia del cine. Les felicitamos y les damos las gracias a todos ellos", añadió.

El reparto del filme lo completan Helena Bonham Carter, Tom Felton, John Hurt, Gary Oldman y Maggie Smith.

"Harry Potter and the Deathly Hallows - Part 2" es el primer capítulo de la franquicia en el que se emplea la tecnología 3D.