El diseñador colombiano Carlos Arturo Zapata ha afirmado hoy que la alta costura ha estado "siempre en crisis", aunque ha matizado que "no se va a terminar nunca", porque, a su juicio, es la vía de las grandes firmas de moda para consolidar su imagen.

"La crisis de la alta costura ha existido siempre, pero la alta costura no se va a terminar nunca, porque es el medio para dar la imagen a la firma", ha asegurado Zapata en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander (norte de España), donde imparte el seminario "La magia de la creación. Cómo espiritualizar tu obra", dentro del curso "El autor y su obra".

El diseñador ha defendido en una rueda de prensa que "siempre habrá gente que quiere vestirse bien para sus ocasiones especiales" y que "sueña con ese desfile de alta costura", aunque sólo sea para ver si se compra "el bolso, el perfume, el cinturón o la blusa" que acompañan a los diseños

Por eso, las grandes firmas, como Dior o Valentino, "siempre acudirán a la Semana de la Moda de París", una cita para la que "todos" los modistos hacen una colección particular, ha apostillado el diseñador, para quien "espiritualizar la obra" es "trabajar desde el punto de vista creativo con el universo".

Zapata ha relatado su experiencia profesional de más de diez años en España, donde ha vestido a figuras de la canción como Rocío Jurado y a personajes de la alta sociedad como Nati Abascal.

El diseñador ha asegurado que su vida "ha sido mágica", al haberle colocado "en los lugares justos en los momentos justos", lo que le permitió conocer en 1992 en Cali (Colombia) a su "ídolo" desde niño, Rocío Jurado, con la que ha afirmado que tuvo "gran empatía" desde el principio y que actuó como su "madrina" para entrar en España.

"Mediáticamente, puedo decir que entré en España por la puerta grande, con una madrina de excepción como Rocío Jurado", ha subrayado Zapata, a quien le hubiera encantado trabajar para otra de las figuras de la canción española como Lola Flores, a la que no llegó a conocer.

Sin embargo, la muerte de Rocío Jurado le dejó un "gran vacío" y le impulsó a volver a Colombia, donde tiene en marcha varios proyectos, como el de promocionar su costa pacífica a través de la moda.

El diseñador ha explicado que en estos momentos se encuentra realizando una serie de fotografías con sus modelos en Buenaventura, donde nació, que se plasmarán en un libro.

Se trata, según ha resaltado el modisto, de un "paraíso inexplotado", con "gran riqueza y diversidad", como los que, en su opinión, busca el turismo actual.

Además, Zapata también tiene el proyecto "inmediato" de desfilar en el Cali Exposhow 2011, la cita de la moda colombiana, que este año abrirán el 18 de octubre próximo los diseñadores españoles Victorio y Lucchino.