Colombia será el país invitado en la XV Feria Internacional del Libro en Centroamérica (Filcen) que se celebrará entre el 26 de agosto y el 4 de septiembre en San Salvador, anunciaron hoy los organizadores.

La delegación colombiana incluirá al escritor Juan Gabriel Vásquez, ganador del Premio Alfaguara de Novela 2011 por "El ruido de las cosas al caer", entre otros escritores y artistas, dijo a Efe el embajador de Colombia en El Salvador, Carlos Gamba.

Además, se exhibirán las exposiciones "Gabo del alma" sobre la vida del Premio Nobel de Literatura 1982, Gabriel García Márquez, y "Colombia ancestral", que recorre las culturas precolombinas del país suramericano, añadió.

Unas 13 editoriales colombianas concurrirán a la Filcen 2011, precisó Gamba, quien destacó la importancia de este nexo en el marco de las relaciones entre Colombia y El Salvador, pues "la cultura es la mejor forma de conocimiento de estos pueblos".

En total, se prevé la participación de unas 450 editoriales de Iberoamérica, algunas con sus propios pabellones y otras a través de sus distribuidores, dijo a Efe la presidenta de la Cámara Salvadoreña del Libro y principal organizadora de la feria, Ana Dolores de Fauvet.

Anunció que el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) de México enviará, "por su propia iniciativa", una delegación de funcionarios de ese organismo y escritores.

También participará la escritora colombiana Isabella Santo Domingo, autora de "Los caballeros las prefieren brutas", apuntó De Fauvet.

La Filcen 2011 tendrá lugar en el Salón Centroamericano del Centro Internacional de Ferias y Convenciones de la capital salvadoreña, que por tercera vez acoge esta actividad (las otras fueron en 2005 y 2009).

Las autoridades salvadoreñas están "más que satisfechas" por la designación de Colombia como invitado porque ese país "es un universo de riqueza literaria", subrayó el secretario de Cultura de la Presidencia de El Salvador, Héctor Samour, en una rueda de prensa junto a De Fauvet y Gamba.

El funcionario dijo esperar que la feria tenga no sólo un impacto cultural, sino económico, que beneficie a la industria del libro de El Salvador y del resto de Centroamérica, que "está en una etapa difícil".

Samour agregó que también confía en que la Filcen 2011 "posicione a El Salvador como un país que está luchando por elevar su nivel cultural".

La Filcen 2011 "es coherente" con varios objetivos y programas del Gobierno salvadoreño, como el Plan Nacional de Lectura, y "adquiere más importancia" porque se enmarca en las actividades del Bicentenario del primer grito de independencia, que se cumplirá el 5 de noviembre próximo, remarcó.

De Fauvet comentó que a El Salvador no le correspondía organizar este año la feria, pero la Cámara del Libro solicitó la sede para sumarse al Bicentenario.