La cantante y actriz Jennifer López aseguró sentirse "fuerte" y expectante de cara al futuro en la primera entrevista que concede tras el anuncio de su ruptura con Marc Anthony, quien tendrá un lugar en su corazón como padre de sus hijos, según comunicó hoy Vanity Fair.

Esa publicación estadounidense ofreció un escueto adelanto de su encuentro con la artista latina que será portada de su número de septiembre que saldrá a la venta el 3 de agosto en Los Ángeles y Nueva York y a partir del 9 se podrá adquirir en la versión para iPad.

López aseguró que tanto ella como Anthony se esforzaron "realmente duro" en que funcionara su relación a pesar de que finalmente terminara en divorcio, algo que consideró "triste".

"Siempre respetaré a Marc como cantante e intérprete. Realmente trabajamos genial juntos y siempre me apoyó mucho. Juntos podríamos hacer magia y lo hicimos. Siempre estará en nuestras vidas. Tendrá un lugar especial en mi corazón como el padre de mis hijos", comentó López.

La cantante confesó sentirse "fuerte" y estar expectante ante "los nuevos desafíos".

"Sigo siendo una optimista eterna sobre el amor. Creo en el amor. Es aún mi mayor sueño. Estoy positivamente decidida a seguir adelante con mi vida, criar a mis niños y hacer el mejor trabajo como madre, artista y persona", explicó López, quien se calificó como "una romántica sin remedio y persona apasionada".

Sin citar explícitamente a Marc Anthony, la intérprete dejó entrever las razones de su divorcio.

"Algunas veces uno no se da cuenta de que se está perjudicando a sí mismo", dijo López.

"Entender que una persona no es buena para ti o que esa persona no te está tratando de la forma correcta o que él no está haciendo lo correcto para sí mismo si yo me quedo, entonces yo no estoy haciendo lo que es bueno para mí. Me quiero lo suficiente como para huir de eso ahora", indicó la cantante.

En la entrevista, López habló también de su relación con P. Diddy y el final de su compromiso con Ben Affleck, al tiempo que se sinceró sobre la imagen de diva que la rodea y ofreció su punto de vista sobre el dinero, la fama y el amor.

Jennifer López, de 41 años, y Marc Anthony, de 42, anunciaron el pasado día 15 de julio que ponían fin de forma amigable a su matrimonio de 7 años fruto del cual nacieron sus dos mellizos, Max y Emme, de tres años.