News Corporation, el gigante de la comunicación envuelto en el escándalo de las escuchas de su ya desaparecido News of the World, pidió hoy a los periodistas de su tabloide New York Post que conserven la documentación que pudiera ser susceptible de revisión por las investigaciones policiales.

"Habrán recibido un correo electrónico de nuestros consejeros legales para conservar y mantener todos sus", dijo el editor jefe de esa publicación, Col Allan, en una carta dirigida a los trabajadores del diario neoyorquino y que reproduce hoy el diario New York Times en su edición digital.

En esa misiva, Allan explicó a los empleados y periodistas del diario que el nuevo requerimiento de preservar documentación "responde a lo ocurrido en Londres con News of the World, y no porque ninguno de ustedes haya hecho nada impropio o ilegal".

En ese sentido, el editor jefe del New York Post aseguró: "siendo un tabloide de News Corporation, se nos va a observar con mucho más detalle".

"Al mismo tiempo, tengan en cuenta que entendemos y tomamos muy en serio su preocupación sobre la protección de fuentes periodísticas legítimas. Nos comprometemos a no desvelar cualquier fuente legítima y legal como contempla la ley", asegura la carta.

El propio diario neoyorquino Wall Street Journal, que pertenece también al grupo de comunicación del magnate australiano Rupert Murdoch, se hace eco hoy en su edición digital de esa petición de la empresa a sus colegas del New York Post.

En ese artículo, la publicación económica asegura que, según una fuente anónima del Gobierno estadounidense, el Departamento de Justicia prepara ya varias demandas como parte de su investigación por supuestos sobornos y escuchas telefónicas a víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Hace una semana, ese mismo diario adelantó que el escándalo por las escuchas ilegales realizadas por algunos medios propiedad de News Corporation podría convertirse en un caso federal en Estados Unidos, donde el Departamento de Justicia prepara citaciones judiciales, siempre según fuentes anónimas.

Esa investigación se uniría a la que está llevando a cabo la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), que trata de dirimir si el News of the World interceptó conversaciones telefónicas de víctimas del 11-S.

En el Reino Unido el espionaje periodístico cometido por News of the World -que publicó su última edición el 10 de julio-, ha desatado un escándalo mayúsculo, tras las revelaciones de que las escuchas estuvieron dirigidas contra personalidades de la talla de la reina Isabel y el ex primer ministro británico Gordon Brown.