Una reflexión y exploración "crítica" de la historia republicana de los países latinoamericanos y caribeños, cuando muchos de ellos conmemoran sus 200 años de independencia, son las claves del documental "La independencia inconclusa", un filme del reconocido cineasta chileno Luis R.Vera.

La película, que se presenta hoy en el Museo de la Memoria de Santiago de Chile, realiza un "emotivo" viaje por la historia republicana de cada una de las naciones latinoamericanas y caribeñas, destacando tanto los momentos álgidos de sus peripecias cronológicas como aquellos más "oscuros".

"Se venía la celebración en varios países de América Latina del bicentenario de independencia y yo me preguntaba, no solo como cineasta sino como ciudadano, sobre qué tipo de independencia íbamos a celebrar, si hoy en día seguimos manteniendo dependencias múltiples", señaló hoy Vera en una conversación con Efe.

"Estas conmemoraciones son un momento importante para reflexionar, para poder pensarnos y, sobre todo, para acercarnos y conocernos, porque nosotros los latinoamericanos tenemos muchos clichés, pensamos que somos muy latinoamericanos, pero a la hora de saber quiénes somos nos conocemos muy poco", opinó el cineasta.

Para el director, una de las claves del proceso independentista llevado a cabo hace 200 años, y la idea que acabó por impulsar el filme, residía en ese carácter "multinacional" que conformó el proceso independentista, y en la forma "conjunta" en la que los pueblos latinoamericanos conquistaron su libertad.

"Hoy el reto de una independencia actual sigue siendo el mismo, el de un proceso en conjunto, no de un solo país", subrayó Vera, quien destacó que el documental cuenta con la coproducción de diez países.

La producción y grabación de "La independencia inconclusa" demoró tres años, debido, sobre todo, al coro de voces que intervienen en el filme -desde políticos como Evo Morales o Rafael Correa, pasando por intelectuales como Carlos Fuentes o Eduardo Galeano, hasta ciudadanos anónimos-, y al intenso proceso de investigación.

El documental, que tiene una duración de tres horas en su versión más corta y de cinco horas en la extendida, mantiene una línea narrativa atemporal, de "rupturas" tanto de los espacios como de los tiempos, con la que se intenta provocar una sensación de realidad "compartida" con el espectador.

"Yo rompo el concepto de países para hablar de regiones, rompo el concepto de periodos de historia para hablar de los hitos, y eso tiene un adelante y un retorno, eso hace que el espectador tenga que estar atento y activo en su participación para asumir la propuesta que la película le hace", explicó Vera.

"Es una película que te mueve el intelecto y las emociones, porque te encuentras con periodos álgidos o muy oscuros (de la historia latinoamericana), como la década de los 80 y la Operación Cóndor", apostilló.

En la presentación de hoy de "La independencia inconclusa" participan la líder estudiantil Camilla Vallejo, presidenta de la Federación de Estudiantes Universitarios de Chile, y Patricio Fernández, director del semanario chileno The Clinic, además del propio Vera.