La Sociedad Histórica de Nueva York anunció hoy que conmemorará el décimo aniversario de los trágicos atentados del 11 de septiembre de 2001 con una exposición en la que se podrán contemplar centenares de fotografías e imágenes de la ciudad aquel día.

La exposición, que comenzará el 8 de septiembre y se prolongará hasta el primero de abril de 2012, presentará "una selección de varios cientos de fotografías de profesionales y de aficionados sobre el inmediato impacto de los ataques contra las Torres Gemelas", indicó el museo mediante un comunicado.

El 11 de septiembre de 2001 terroristas de la red islamista Al Qaeda estrellaron dos aviones comerciales contra las Torres Gemelas, en el sur de Manhattan, al igual que otras dos aeronaves, una contra el Pentágono, en Washington, y otra en Pensilvania.

Buena parte del material que se expondrá en septiembre próximo procede de otra muestra anterior como la titulada "Aquí esta Nueva York: Una democracia de fotografías", a la que se añadirán cartas escritas a los agentes de la Policía y del servicio de bomberos que participaron en el rescate de los supervivientes.

Igualmente, se unirán a la exhibición muchos de los objetos que durante semanas formaron parte de los altares improvisados que los neoyorquinos dedicaron a las víctimas de la tragedia de aquel día.

El museo, que desde entonces ha realizado 17 exposiciones sobre ese suceso que conmocionó a Estados Unidos y ya tiene una de carácter permanente al respecto, añadió que también se incluirán en la muestra los diseños del memorial nacional del 11 de septiembre, obra de los arquitectos Michael Arad y Peter Walker.

Kenneth Jackson, profesor de Historia y expresidente del museo, recordó que en los meses posteriores al 11-S la Sociedad Histórica de Nueva York recogió mucho material sobre esos sucesos, ya que consideraron que formaba parte de la responsabilidad de la institución para preservar la memoria y la historia de la ciudad.

Su actual presidenta, Louise Mirrer, resaltó la labor realizada por Jackson en la recolección de todo ese material histórico para que "las futuras generaciones de neoyorquinos sepan lo que el 11-S significó para la ciudad, el país y la historia" de Estados Unidos.

Esta exposición pasará a formar parte de la ya permanente sobre el 11-S y que contiene unas 1.500 fotografías de 790 autores, así como restos de un camión de bomberos que participó en el rescate y otros materiales arquitectónicos y obras de arte inspiradas en el suceso.