Chris Evans temía perder su "privacidad" pero con el estreno en EEUU mañana de "Captain America: The First Avenger", y el contrato que ha firmado para encarnar a ese superhéroe en seis películas, su anonimato se ha acabado: "Estoy asustado, casi aterrorizado", admitió en una entrevista con Efe.

"Dije que 'no' muchas veces a esta película porque el compromiso daba miedo. Firmé un contrato amplio con el que podía perder mi privacidad", explicó el musculoso Evans, de 30 años, protagonista de títulos como "Cellular" (2004), "Fantastic Four" (2005) o "Sunshine" (2007).

Evans aseguró que procura "no pensar mucho" en la fama y, aunque le preocupaba perder el anonimato y pasó "muchos nervios", aceptó esta aventura gracias al apoyo de su familia y amigos.

"Perder la sensación de anonimato era una de mis preocupaciones antes de embarcarme en el proyecto, pero mi familia y mis amigos impedirán que mi cabeza se llene de pájaros", añadió.

"Captain America: The First Avenger", dirigida por Joe Johnson y protagonizada por Evans, Hugo Weaving, Hayley Atwell, Tommy Lee Jones y Stanley Tucci, narra el nacimiento de uno de los superhéroes más queridos de la factoría Marvel y, sin duda, el más patriótico de todos ellos.

Es el año 1941 y el mundo se desmorona bajo el dominio nazi. Tras una serie de fallidos intentos de alistarse en el Ejército, el estadounidense Steve Rogers (Evans), un joven escuálido de 45 kilos, consigue ingresar en un programa experimental que lo convierte en un súper soldado, conocido como "Capitán América".

"Me atrajo la idea de profundizar sobre quién es él como un hombre normal", comentó el actor, para quien Rogers es "un tipo con una lista interminable de deficiencias físicas que tiene un millón de razones para ser un amargado, pero no lo es".

"No permite que ese déficit le afecte a quién es; elige luchar por lo que quiere, hacer lo correcto cada día y ser una buena persona. Eso es algo a lo que todos podemos aspirar", declaró.

Con su nuevo cuerpo musculoso y sus extraordinarias facultades físicas, luchará contra la organización Hydra, la división científica de los nazis, liderada por Red Skull (Weaving).

Aunque reconoce la fuerte dosis de patriotismo en la película, Evans asegura que "no se trata de enarbolar la bandera americana y de diferenciarnos de otras naciones; habla sobre un personaje que es un buen hombre y que hace lo adecuado porque es lo que considera que debe hacer".

"Creo que esas cualidades se pueden encontrar en todos los países", manifestó.

El filme se centra en la primera etapa del universo Marvel, al que más tarde se incorporarán superhéroes como Iron Man, Hulk y Thor, personajes que se verán reunidos en "The Avengers", en rodaje actualmente y cuyo estreno está programado para mayo de 2012.

"Está siendo genial", reconoció Evans. "Será una película fantástica y con un reparto increíble. Joss Whedon (director y guionista de la cinta) lo lleva bien y eso que no lo tiene nada fácil. Es una congregación de superhéroes y quiere que todos tengan protagonismo", apuntó.

Mucho ha llovido desde que un imberbe Evans, entonces de 20 años, protagonizase "Not Another Teen Movie", donde se dio a conocer como talento cómico.

Desde su infancia supo que quería ser artista, tal vez animador, pero a los 13 años comenzó a hacer teatro y a los 18 sabía que el cine sería su pasión, señaló.

"Si me llegan a decir hace 10 años que sería el Capitán América, me hubiera parecido imposible", reflexionó el actor, que reconoció que de niño nunca leía cómics y que, por tanto, nunca fue un gran admirador del personaje.

Por ahora, Evans no tiene más proyectos que los relacionados con el superhéroe, cuyo primer filme medirá las opciones de éxito de la franquicia.

"Ciertamente hay una gran presión sobre mis hombros pero sería mucho más difícil de llevar si no estuviera tan orgulloso del producto final", sostuvo. "No hay una fórmula mágica para fabricar un éxito de taquilla. Solo podemos cruzar los dedos", concluyó.

Por Antonio Martín Guirado.