La novena Fashion Week de la moda comenzó hoy en Berlín con un desfile público ante la Puerta de Brandeburgo protagonizado por el joven diseñador alemán Michael Sontag, que presentó coloridos modelos de amplios vuelos para la próxima temporada de primavera-verano.

La Fashion Week, en la que se integran otros certámenes como la feria internacional de moda callejera "Bread & Butter", reunirá hasta el fin de semana próximo a mas de 200.000 profesionales del sector, generalmente en actos exclusivos cerrados al público en numerosos locales de la ciudad.

Hasta el próximo domingo presentan en la capital alemana sus nuevas colecciones diseñadores y marcas como Rena Lange, Hugo, Michalsky, Kostas Murkudis, Siesel, Escada Sport o Perret Schaad, entre otros muchos.

También desvelan sus últimos diseños primaverales y veraniegos creadores como la austríaca Lena Hoschek, siempre centrada en la moda retro de los años 50 del siglo pasado, o el estadounidense Marc Jacobs, que además patrocina un concurso para nuevos talentos.

La Fashion Week trasladó en esta ocasión su acto inaugural desde la plaza de Bebel a la Puerta de Brandeburgo animada por el propio alcalde-gobernador de la ciudad, el socialdemócrata Klaus Wowereit, quien subrayó el atractivo del monumento mas emblemático de Berlín.

Mientras la Fashion Week celebra su noveno aniversario, la "Bread & Butter", feria dedicada a la moda joven y de tejanos, suma su décima edición y se concentra en la antigua recepción del histórico aeropuerto de Tempelhof, cerrado al tráfico aéreo hace ya dos años.