En vísperas de su primer concierto en Miami, el legendario cantautor cubano Pablo Milanés expresó esperanzas de que el gobierno de Raúl Castro amplíe las libertades en la isla.

"Estas libertades se han visto en pequeñas dosis y esperamos que con el tiempo se vayan ampliando", dijo Milanés a The Associated Press, sin entrar en detalles.

Sobre su concierto, previsto para agosto, el cantante de 68 años se limitó a aclarar que no habrá luces, vestuario, escenografía "y por supuesto tampoco repertorio".

Milanés accedió a responder por correo electrónico a las preguntas de la AP desde una casilla de Cuba que lleva su nombre.

El cofundador de la Nueva Trova en los años 60, quien vive en la isla y ha apoyado abiertamente los principios de la Revolución Cubana de 1959, se refirió también a una serie de cambios que ha implementado el gobierno cubano.

"Tengo esperanzas en que esos cambios nos lleven a una situación de más alivio en todos los sentidos", expresó Milanés, y dijo que nunca pensó en vivir en otro país que Cuba.

Aunque ha defendido públicamente la revolución, Milanés también se ha manifestado en favor de mayores libertades personales y económicas y ha criticado el encarcelamiento de disidentes en la isla.

En los últimos años, el gobierno cubano ha implementado algunas medidas que buscan abrir lentamente la economía, permitiendo una mayor cantidad de negocios privados, la contratación de mano de obra y el cuentapropismo.

Por otra parte, ha liberado a algunos prisioneros políticos, que en su gran mayoría han tenido que salir de la isla.

Estos cambios, sin embargo, no han satisfecho a Estados Unidos, que reclama mayores libertades para el pueblo cubano.

Milanés, quien ha grabado 29 discos y ha ganado dos premios Grammy, dijo que tiene interés en presentarse en Miami, donde "vive la mayor comunidad de cubanos".

Explicó que en su larga carrera de más de 50 años no había ofrecido antes un concierto en el sur de la Florida porque nunca se lo habían propuesto. Tampoco ha estado aquí Silvio Rodríguez, otro de los fundadores de la Nueva Trova.

En Miami reside la comunidad de exiliados cubanos más numerosa del mundo.

"Tengo un repertorio muy amplio y suelo improvisar mucho en cada recital", respondió al ser interrogado sobre las características del concierto que ofrecerá en Miami, donde también vive una numerosa comunidad latinoamericana.

"No están previstas luces, vestuario, escenografía y por supuesto tampoco repertorio", explicó el autor de éxitos como "Yolanda", "Yo me quedo" y "Amo a esta isla", sin ofrecer detalles sobre las canciones que incluirá en su presentación.

La visita de Milanés a Miami forma parte de una gira que comenzará el 25 de agosto en Washington y lo llevará también por otras ciudades de Estados Unidos, entre ellas Nueva York y San Francisco. Actuará además en Puerto Rico.

La llegada de Milanés a Miami se produce en momentos que se ha incrementado la cantidad de conciertos que ofrecen músicos que viven en la isla, en parte debido a una serie de medidas implementadas por el gobierno del presidente Barack Obama para favorecer el intercambio cultural y académico entre Estados Unidos y Cuba.

La administración de Obama ha flexibilizado además algunas restricciones, como los permisos para que los emigrados cubanos visiten la isla.

También ha cambiado en los últimos años la actitud de los exiliados cubanos, que ya no salen masivamente a las calles para protestar cada vez que viene un artista que vive en la isla.

A comienzos de abril, sin embargo, se canceló un concierto en el que preveían presentarse más de una decena de músicos provenientes de la isla, como Juan Formell y Los Van Van, y David Calzado y su Charanga Habanera.

Sujatha Fernandes, quien escribió el libro "Cuba Represent!: Cuban Arts, State Power, and the Making of New Revolutionary Cultures" (¡Cuba representa!: artes cubanas, poder estatal y la forja de nuevas culturas revolucionarias), dijo que no cree que el concierto de Milanés pueda ser cancelado en Miami por protestas de grupos anticastristas.

"Ha habido cambios en la comunidad cubano-estadounidense de Miami y más inmigrantes recién llegados están abiertos a la idea de un intercambio cultural o deseosos de ver a los artistas de su tierra natal", señaló Fernandes en un mensaje de correo electrónico enviado a la AP.

"Esto está ayudando a disminuir parte de la hostilidad hacia los aristas cubanos en Miami, quienes eran con frecuencia boicoteados o rechazados porque se los veía como partidarios del gobierno cubano", dijo la profesora de sociología de City University de Nueva York.

___

Gisela Salomón está en Twitter como @giselasalomon