El estilo simplificado de la propuesta de Walter Rodrigues y la proximidad del mar con el verano carioca puesta sobre la pasarela por Nica Kessler, inspiraron hoy la última jornada de desfiles de la Semana de la Moda de Río de Janeiro.

La colección del brasileño Rodrigues fue la encargada de abrir el último día de desfiles en el espacio Pier Maua, en la zona portuaria de Río de Janeiro.

Los colores blanco, arena, azul, verde agua y morado berenjena matizaron las creaciones de "simplificación" propuestas por Rodrigues para el verano de 2012.

Los paletós de "formas exactas" y las combinaciones de piezas sencillas, sin muchos adornos, que conjugan camisetas con pantalones anchos y cómodos, se robaron los aplausos en el primer desfile del día.

Kassler, por su lado, presentó en sus esbeltas modelos las prendas coloridas, con chaquetas largas y ligeras, y vestidos más formales, la mayoría estampados con diseños marítimos, como parte de una propuesta a un viaje en yate durante el verano carioca.

En los dos primeros desfiles del sábado, predominaron las trenzas en los peinados de las modelos, algunas de ellas con el estilo campesino de comienzos del siglo XX.

Los desfiles de Cantao, British Colony y Auslander serán los encargados de poner fin a una edición más de la también llamada "Fashion Río" y la moda brasileña se trasladará ahora, entre el 13 y 18 de junio, a las pasarelas de la "Sao Paulo Fashion Week".