El escritor peruano Mario Vargas Llosa, premio nobel de literatura, afirmó hoy que una victoria de la candidata Keiko Fujimori en las elecciones presidenciales que se celebran mañana en Perú sería "un desastre" para ese país, aunque se mostró optimista y confiado en que "eso no ocurra".

"Sería una pena que la democracia que tenemos desde hace 10 años y que ha traído muchos beneficios al Perú, no sólo por el progreso económico sino por las instituciones, que han sido reforzadas, retrocediese y volviéramos a un periodo de autoritarismo que fue de una enorme corrupción y muchísima violencia para el país", dijo el literato a un grupo de periodistas en la Feria del Libro de Madrid.

Sobre las reñidas encuestas de intención de voto entre Keiko Fujimori y el candidato nacionalista Ollanta Humala, según las cuales este último aventajaría ligeramente a su rival, Vargas Llosa confió en que sea así y en que "los electores confirmen que no quieren que vuelva la dictadura de Fujimori".

Mario Vargas Llosa se enfrentó a Alberto Fujimori en las elecciones presidenciales peruanas de 1990, que ganó este último, hoy en prisión por diferentes delitos cometidos durante su mandato, entre ellos allanamiento de morada, espionaje telefónico, sobornos y compra de medios de comunicación con fondos públicos.

El escritor calificó de "magnífica" la jornada de hoy en la madrileña Feria del Libro: "Se me ha secado la mano de tanto firmar y tengo lectores magníficos en Madrid", apostilló Vargas Llosa, ante cuya caseta se había formado una cola kilométrica, y que mañana volverá a firmar libros en el Retiro.

Cuando el autor se marchaba, se le acercó un grupo formado por una veintena de peruanos que querían hacer un "lavado de bandera", un gesto que simbolizaba la limpieza de la corrupción que salpicó la enseña nacional del Perú durante el gobierno de Alberto Fujimori.

Aunque finalmente no llevaron a cabo este acto simbólico, los peruanos, que portaban pancartas con la inscripción "No a Keiko Fujimori", se fotografiaron con el premio nobel.