La modelo transexual Lea T. fue esta noche la estrella de la tercera jornada de desfiles de la Fashion Rio en la que presentó la colección de la marca Blue Man para el próximo verano austral.

Lea T. fue aclamada y vitoreada por el público en el último desfile, en el que su esbelta figura exhibió diferentes biquinis estampados, y que en una de las salidas se presentó con la parte inferior cubierta por un "short" de color rosa.

La modelo, que tiene 29 años, es hija del exfutbolista brasileño Toninho Cerezo, que jugó en los Mundiales de Argentina 78 y España 82, y se ha hecho un nombre en Europa, donde ha desfilado creaciones de diferentes marcas de prestigio y ha sido portada de revistas de moda.

Lea T. descubrió su opción sexual a los 17 años y según contó hoy en un programa de televisión del canal Globo, recientemente se puso implantes de silicona en los senos y en julio próximo se hará la cirugía de cambio de sexo.

En el desfile de Blue Man, inspirado en los colores vivos y ardientes del trópico, la marca presentó una colección de ropa de playa masculina y femenina, y no faltaron caídas en la pasarela como la de Ana Claudia Michels, que a pesar del tropiezo se retiró entre aplausos del público.

Previamente, la firma R.Grove presentó una línea masculina basada en los tonos claros y en la dorada arena de las playas de Río de Janeiro.

La mayoría de los modelos, rubios y de ojos azules, desfiló con un cabello desaliñado y un fuerte bronceado artificial para recrear el tórrido verano carioca y su carácter aventurero.

R.Grove impregnó sus creaciones con un marcado estilo bucólico y campestre y realzó sus trabajos con sombreros playeros confeccionados exclusivamente para la próxima temporada.

La firma evitó romper las clásicas reglas de una colección veraniega y sólo arriesgó con alguna prensa holgada en tonos anaranjados en clara referencia al clima tropical de Río.

En los diseños destacan las tonalidades claras y puramente veraniegas con un fuerte predominio del beige, salpicado en ocasiones por el azul y una pequeña gama de rojos, grises y amarillos.

También presentó sus colecciones Ágatha, una marca que debutó en la semana de la moda carioca con diseños basados en los más diversos materiales, del cuero a la seda, del croché al macramé y los bordados.

Ágatha puso en la pasarela creaciones cortas pero amplias y voluminosas en las que predominaban los tonos blanco, piel, verde y plata presentadas por modelos con el cabello sobre el rostro, aparentemente despeinadas, para transmitir la sensación de estar en la playa, de cara al viento.

Esta noche también fueron presentadas las colecciones de Coven, que mostró vestidos largos y justos, inspirados en la moda de la India, que favorecen la silueta femenina.

Los desfiles, que se llevan a cabo en la pasarela construida en la zona portuaria de la ciudad para el Fashion Rio, concluirán el próximo sábado.