El barrio neoyorquino del SoHo se convirtió hoy por sexta ocasión en una pasarela privilegiada para la moda de España, al acoger la "Milla Española", una cita anual con la que las marcas y diseñadores españoles presentes en ese distrito invitan a los neoyorquinos a conocer sus creaciones de primera mano.

"La moda española tiene éxito en Estados Unidos, pero en ocasiones el público desconoce que ésas marcas que le gustan, como Mango o Tous, son españolas", explicó a Efe la modelo española Almudena Fernández, embajadora de esta edición de la "Milla Española del SoHo".

Así, para reivindicar el "Made in Spain", las firmas de moda Agatha Ruiz de la Prada, Custo Barcelona y Mango, las de calzado Camper y Mascaró-Pretty Ballerinas, el fabricante de artesanía y complementos Tierra y la joyería Tous abrieron hoy las puertas de sus sedes en el Soho en esta celebración que organiza la Cámara de Comercio de España-Estados Unidos.

Además de estas siete tiendas, otra de las paradas para los visitantes fue el "Fashion from Spain Showcase", un espacio concebido como un escaparate de la moda española por el Instituto de Comercio Exterior de España (ICEX).

Para la embajadora del evento, que está afincada en la Gran Manzana, el motivo de la buena aceptación de los diseños españoles en Estados Unidos no es la etiqueta "Made in Spain", sino el hecho de que "la calidad, las colecciones y las ideas son buenas", dijo a Efe.

En el acto, que está pensado precisamente para dar a conocer el lugar de procedencia de diseños que se han hecho un hueco en el mercado estadounidense, también estuvo presente la diseñadora española Agatha Ruiz de la Prada.

"Ir de tienda en tienda lo puedes hacer cada día, pero la gente prefiere hacerlo en eventos como éste, que tienen mucho éxito", dijo a Efe Ruiz de la Prada, que atendió a los visitantes en el local que acaba de abrir en la zona.

La "Spanish Soho Mile", que en otras ocasiones ha captado la atención de diseñadores como la venezolana Carolina Herrera y presentado apuestas de diseñadores de la Pasarela Cibeles de Madrid, es en opinión de la diseñadora "una idea predecesora de la Fashion's Night Out".

La "Fashion's Night Out" fue un evento que tuvo lugar el pasado año en diecisiete capitales del mundo de forma simultánea, y estaba concebido para fomentar el espíritu lúdico de la moda y el gusto por las compras.

En línea con lo anterior, los asistentes a la "Spanish Soho Mile" recibieron en el primer lugar que visitaron un pañuelo rojo para que lo vistieran como si estuvieran en los Sanfermines de Pamplona (España), una celebración en la que es típico llevar ese accesorio anudado al cuello.

Sin embargo, no tuvieron que correr delante de los toros como ocurre en esta festividad, sino que pudieron pasear con tranquilidad por los locales. Además, el tour contaba con un pasaporte que sellaron las tiendas visitadas para conseguir premios.