La asamblea estatal votó el martes para ampliar los incentivos a la industria cinematográfica en California durante cinco años más y aprobó hasta 500 millones de dólares adicionales en créditos fiscales para ayudar a mantener los empleos relacionados al cine y la televisión en el estado.

El programa de Crédito Fiscal para Cine y Televisión de California, promulgado en el 2009, ha ayudado a mantener unos 2.200 millones de dólares en producciones de cine y televisión, además de 25.000 empleos relacionados a este sector en California, dijo el asambleísta demócrata Felipe Fuentes a favor de la extensión del programa.

La Asamblea votó a favor, a excepción de un integrante, de la ampliación del programa de julio de 2014 a julio de 2019. La iniciativa será enviada al Senado estatal.

Los simpatizantes dijeron que otros estados y países han intensificado sus incentivos para atraer a las producciones de cine y televisión.

California había perdido trabajos de producción durante años hasta que se implementó el crédito, dijo el asambleísta Anthony Portantino, y el programa fue cuidadosamente diseñado para el beneficio del estado.

"Es necesario que el empleo se cree aquí para que les demos el crédito", dijo.

Los demócratas y republicanos apoyaron la iniciativa AB 1069 como una forma de preservar trabajos en California, aunque otros legisladores republicanos dijeron que otras industrias necesitaban ayuda tanto como Hollywood.

El único asambleísta en votar en contra fue Chris Norby, quien dijo que los créditos fiscales desequilibran la competencia comercial.

"Esto es como elegir ganadores y perdedores económicos", dijo Norby. "Si quieren apoyar a Hollywood, vayan a ver una película, yo no he visto una en mucho tiempo".