Una copia de un filme inédito de 1916 que incluye imágenes del genial actor cómico británico Charlie Chaplin (1889-1977) se subastará el 29 de junio en la casa londinense Bonhams, anunciaron hoy los organizadores.

La cinta, de casi siete minutos de duración, tiene una historia curiosa, ya que fue adquirida en el 2009 por su actual propietario, Morace Park, en el portal de subastas eBay por 3,20 libras (unos 3,7 euros o 5,3 dólares), y luego se ha demostrado que es una de las primeras muestras existentes de cine de animación.

El frágil filme, que se ofrecerá al mejor postor en una puja dedicada a recuerdos del mundo del espectáculo, se titula "Charlie Chaplin in Zepped", aunque el intérprete nacido en Londres no actuó expresamente para la producción, sino que sus escenas han sido extraídas de otras de sus cintas.

No obstante, los expertos consideran que la película, rodada en negativo de nitrato de 35 milímetros, tiene valor por sí misma por tratarse de uno de los primeros ejemplos de animación conocidos en la historia del cine.

Cuando Park adquirió la cinta -porque le gustó la lata en la que venía- pensó que tal vez había descubierto la última copia de un filme olvidado de Chaplin, por lo que decidió llevar a cabo una investigación.

Tras hablar con numerosos expertos en varios países y consultar archivos, se llegó a la conclusión de que seguramente fue un filme elaborado para animar a los ciudadanos frente a los horrores de la guerra.

La película muestra imágenes del bombardeo de un Zeppelin sobre Londres, mientras que Chaplin actúa con su particular estilo.

Los Zeppelin se utilizaron durante la primera Guerra Mundial en bombardeos contra Francia e Inglaterra, por lo que "Zepped" habría sido pensada para disipar los temores a ese artefacto con el humor del cómico londinense.

El profesor Paul Wells, director del grupo de investigación de animación de la universidad inglesa de Loughborough, opina que el "Zeppelin podría ser real, pero también podría ser un ejemplo temprano de marioneta".

"Si el Zeppelin es genuino, serían las únicas imágenes conocidas grabadas en directo de un bombardeo sobre Londres con ese tipo de aparato, y si no lo es y es animación, constituiría un ejemplo extremadamente raro de ese tipo de animación", indicó en un comunicado Bonhams.

Durante su investigación, Park descubrió que el Consejo británico de clasificación cinematográfica había catalogado la película en 1917 y encontró también un anuncio publicitario en la publicación "Manchester Film Renter" que anunciaba un pase restringido, la última referencia conocida al filme.

Una anotación en los documentos revela que al filme se le concedió una licencia de exportación y al inicio de la cinta hay fotogramas de censura que indican que la producción iba a enviarse a Egipto para subir la moral a las tropas británicas.

Bonhams sugiere que tal vez el pase al que aludía el anuncio en el "Manchester Film Renter" era para un grupo limitado de ciudadanos a quienes quizás el filme no gustó por su crudeza, lo que explicaría que al final no se distribuyera para el gran público.

El biógrafo oficial de Chaplin, David Robinson, apunta que, "aunque el título de la cinta anuncia con grandes letras 'Charlie Chaplin in the Zepped', es muy improbable que su protagonista conociera siquiera su existencia, y ciertamente no tuvo nada que ver en su realización".

Sin embargo, añade Robinson, el filme "tiene interés por sí mismo", ya que su desconocido autor ha incorporado tomas descartadas de tres películas anteriores de Chaplin ("His new profession", 1914; "A jitney elopement", 1915; y "The tramp", 1915), además de que usa pioneras técnicas de animación.

La directora de subastas de recuerdos del espectáculo de Bonhmas, Stephanie Connell, anticipa que la cinta alcanzará en la puja un valor de seis cifras.

"El hecho de que este frágil e inflamable filme de nitrato haya sobrevivido desde 1916, que en él aparezca la estrella de cine más icónica del periodo y que sea inédito para el gran público es algo increíble, y sin duda hará una gran aportación a la historia del primer cine", afirmó.