La veteranía del rockero Miguel Ríos y la energía y calidad de las nuevas bandas y solistas que se han pasado hoy por el escenario del Valladolid Latino han avivado la sexta edición de este festival en el que la música latina es la protagonista.

A las siete de la tarde se ha inaugurado el escenario por el grupo local New Passengers que, con una breve actuación, han sido los teloneros del espectáculo.

Los segundos en pisar al escenario han sido Álex Ubago, Lena Burke y Jorge Villamizar que han presentado su disco "Alex Jorge Lena", publicado el pasado 25 de mayo, con el que viajarán próximamente a América.

Además de mostrar al público sus nuevas canciones el trío ha utilizado sus bazas en solitario para camelar al público, y de esa forma las más de 10.000 personas asistentes han coreado temas como "Tu corazón", que Lena interpretó junto a Alejandro Sanz, o "Sin miedo a nada" del donostierra Álex Ubago.

A pesar de no conocer los nuevos temas, el público ha bailado y escuchado las nuevas canciones en la que la cubana Lena Burke y el resto de la formación han sabido plasmar su sello personal.

El siguiente turno ha sido para David Otero, El Pescao, que ha pisado las tablas con mucha energía confiando al público las ganas que tenía de estar allí.

El ex miembro de la banda El Canto del Loco ha preguntado a los miles de espectadores si querían bailar y estos han demostrado que estaban esperando a que alguien se lo dijera.

"Castillo de arena" o "Buscando el sol", canciones de su primer disco en solitario, han comenzado a dar ritmo a este festival de la música latina que en esta ocasión se ha celebrado en el patio interior de la Feria de Valladolid y no en el estadio José Zorrilla, como ha sido habitual en las anteriores ediciones.

La voz de la mexicana Julieta Venegas ha aportado la dulzura a un festival que ya ha contado con su presencia en varias ocasiones como una de las representantes de la música latina.

"Limón y sal", "Me voy" y una versión de "Sin Documentos, de Los Rodríguez, han formado parte de la actuación de la mexicana en la que ha colaborado con su banda al acordeón, el piano y la guitarra.

La fuerza ha vuelto al escenario y a la grada de la mano de Dani Martín que ha aparecido en escena montado sobre una bicicleta ante una larga ovación.

El ex vocalista del Canto del Loco ha revisado los temas de su álbum en solitario "Pequeño" y ha utilizado algunos que interpretaba junto a su anterior formación.

La veteranía la ha puesto Miguel Ríos que ha descargado rock y ha desgranado algunos de los clásicos, que algunos de los asistentes, a pesar de no haber nacido cuando se estrenaron, conocían a la perfección con "Bienvenidos" como primer ejemplo.

El cantante del grupo Revólver, Carlos Goñi, ha querido acompañar al rockero granadino en otra de las actuaciones que pertenecen a su gira de despedida de los escenarios "Bye bye Ríos".

Ríos se ha despedido con un "Hasta siempre" y ha tenido un recuerdo para las protestas que se están produciendo en España en demanda de una democracia real mediante un "viva el movimiento 15-M".

La energía se ha vuelto a sentir en el recinto con la aparición de los murcianos Maldita Nerea que han encendido al público con las canciones que les han llevado a la fama en poco tiempo.

También ha habido tiempo para las canciones de su nuevo trabajo, "Fácil", que vio la luz el pasado 17 de mayo.

El broche final lo ha puesto el asturiano Melendi, con sus rumbas desenfadadas y su peculiar estilo musical.

Canciones de su quinto disco, "Volvamos a empezar", y de sus anteriores trabajados han hecho vibrar a un público que parecía incansable.

Esta fiesta de la música latina se ha cerrado tras ocho horas de directos para algo más de 12.000 personas.