Una pintura de Miguel Covarrubias (1904-1957) fue vendida hoy en una puja organizada por Christie's en Nueva York por más de un millón de dólares, lo que la convierte en la obra de este artista mexicano más cara jamás adjudicada en una subasta.

Así lo aseguró a Efe una portavoz de Christie's durante la puja, en la que esta obra, llamada "Ofrecimiento de frutas al templo" y realizada en 1932, se adquirió a un precio de martillo de 850.000 dólares, aunque, una vez incluidas las correspondientes comisiones, su precio final quedó fijado en 1.022.500 dólares.

Ese precio es entre tres y cuatro veces superior al que le habían calculado los expertos de Christie's, que la habían tasado entre 200.000 y 300.000 dólares.

"Es una obra que Covarrubias realizó en Bali en los años 30, cuando viajó con su mujer en su luna de miel. Se quedó un año investigando la cultura y el arte de la isla", explicó a Efe el responsable de arte latinoamericano de Christie's, Virgilio Garza, antes de la puja.

Garza aseguró que "se trata de una pieza bastante rara" y que "tiene mucho interés para compradores de Indonesia", que siguen muy de cerca el trabajo de este artista, carticaturista, ilustrador, escritor y antropólogo.

"Sólo un artista podría haber penetrado tan profundamente en el espíritu de la danza, el teatro, la música, la artesanía y los deportes de Bali, y sólo un antropólogo podría haber entendido y registrado con tanta precisión su religión, costumbres sexuales, vida familiar y organización económica y política", aseguró de él el escritor Alfred A. Knopf, según recuerda la propia casa de subastas.