El reciente escándalo por el hijo secreto de Arnold Schwarzenegger, fruto de una relación extramatrimonial, ha derivado hoy en más acusaciones de posibles infidelidades del actor y exgobernador de California a lo largo de los años, según recogen varios medios en EE.UU.

Los rumores y los desmentidos se suceden en la prensa, donde se ha llegado a afirmar que la oficina del fiscal general de California abrirá una investigación para esclarecer si Scwharzenegger, gobernador del Estado durante los últimos 7 años, utilizó fondos públicos para ocultar supuestas aventuras amorosas.

Esa información, publicada por RadarOnline, siguió al testimonio de un vigilante de seguridad del hotel Hyatt Regency de Sacramento, capital de California, quien dijo ver cómo Schwarzenegger echaba mano de medios policiales para esconder las entradas y salidas de mujeres de la habitación en la que a menudo residía con su esposa.

Los agentes que ejercieron de escoltas del actor en su etapa de político se apresuraron a negar las declaraciones del vigilante y el abogado de Schwarzenegger, Marty Singer, insistió en que se trataba de un montaje, si bien desde el Partido Demócrata ya habían surgido voces pidiendo una investigación oficial sobre el comportamiento del exgobernador republicano.

Simultáneamente, la que fuera actriz infantil Gigi Goyette, que apareció en series como "Little House on the Prairie", volvió a salir a la luz para reiterar que ella también fue amante del protagonista de "Terminator".

La presunta infidelidad, que tuvo eco en la prensa por primera vez en 2001 y nuevamente en 2003 cuando Schwarzenegger estaba en campaña electoral, habría ocurrido en diferentes períodos entre 1975 y 2001.

Goyette contrató en esta ocasión a la famosa abogada Gloria Allred, afín al Partido Demócrata y conocida por llevar casos de famosos, que explicó que su cliente se decidió a hablar nuevamente para "dejar clara la naturaleza de su relación con Arnold".

La actriz concedió una entrevista a ExtraTV en la que pidió disculpas a María Shriver, aún esposa de Schwarzenegger, por haber "intimado" con su marido en el pasado.

El abogado de Schwarzenegger desacreditó a Goyette por "haber vendido al menos cuatro historias a tabloides" relacionadas con el actor y aseguró que sus intenciones eran "hacer dinero".

"Sus actos hablan por sí mismos", comento Singer.

No es la primera vez que Schwarzenegger tiene que hacer frente a denuncias públicas de mujeres por comportamientos cuestionables.

En 2003, un reportaje del diario Los Angeles Times señaló que seis mujeres aseguraban que fueron objeto de manoseos y comentarios soeces y humillantes por parte del actor, quien poco después admitió arrepentido que se había "portado mal" con algunas mujeres.

El pasado día 17, se conoció que Schwarzenegger le fue infiel a Shriver con una trabajadora del servicio doméstico de su familia, Mildred Patricia Baena, quien quedó embarazada del actor y tuvo un varón en octubre de 1997.

Ese niño nació unos días después de que Shriver diera a luz al segundo hijo reconocido de Schwarzenegger, Patrick.

El expolítico mantuvo el secreto hasta enero pasado, cuando terminó su mandato de gobernador de California y decidió contarle a Shriver su relación con Baena, de origen guatemalteco y que trabajó para los Schwarzenegger durante 20 años hasta el inicio de 2011.

La aún mujer de Schwarzenegger abandonó el domicilio conyugal con el "corazón roto", según sus propias palabras, y contrató los servicios de una abogada especialista en divorcios.

Schwarzenegger ha proporcionado ayuda financiera para la crianza de su hijo con Baena, que vive en una residencia comprada en junio pasado en Bakersfield, California, a unos 150 kilómetros de la casa de Schwarzenegger.

El actor ha suspendido por el momento sus proyectos para regresar a la gran pantalla para centrarse en arreglar sus asuntos personales.