El magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch planteó hoy al G8 que la revolución de digital que está viviendo la sociedad sea trasladada también a la educación, para "sacar el máximo rendimiento a los mejores alumnos".

El presidente de News Corporation indicó que las escuelas de los países desarrollados "son un bastión que resiste a la revolución digital" y las comparó con las de la era Victoriana, "con el mismo maestro, con su tiza y su pizarra".

"Pese a que se multiplican los gastos en educación, los resultados no mejoran", afirmó Murdoch ante un foro que reúne a importantes personalidades de internet con el fin de aportar ideas a la cumbre del G8, que se reunirá los próximos jueves y viernes en Deauville, en el noroeste de Francia.

Ante este "fracaso", del que culpó a los "tecnócratas de la mediocridad", Murdoch puso como ejemplo a la educación en los países asiáticos, que han sabido aplicar a la educación los avances de la era digital.

El magnate de los medios indicó que "en tiempos de crisis" es fundamental "aprovechar al máximo el capital humano", por lo que pidió una mejor educación que aproveche los avances de la tecnología.

Además, indicó Murdoch, la educación debe individualizarse para que un alumno aventajado no se vea frenado por el resto del grupo que compone su clase, un objetivo para el que consideró "muy apropiada" la aportación de los útiles digitales.

"Si un alumno puede acabar en dos años un ciclo de cuatro hay que apoyarle", afirmó el australiano-estadounidense, quien consideró que "hacer un seguimiento en línea de estos estudiantes puede contribuir a este fin".

Al tiempo, Murdoch apostó por servirse de internet para extender la educación a todos los rincones del mundo y contribuir a elevar el nivel.

"Si tenemos la lección del mejor maestro de historia de Francia podemos hacer que la siga un alumno en cualquier parte del mundo", indicó.

Para Murdoch, gracias a estas tecnologías "un niño pobre de Mali debe tener las mismas oportunidades de aprendizaje que uno rico de Manhattan", por lo que "ningún niño quedará al margen de la riqueza de la economía globalizada".

El magnate de los medios compareció en una reunión en la que también están invitados el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, el presidente de Google, Eric Schmidt, o el creador de Wikipedia, Jimmy Wales, junto a un millar de personalidades del mundo de la red.

Las conclusiones de esta reunión de dos días serán presentadas a los jefes de Estado y de Gobierno del G8.