El ex beatle Paul McCartney abrió esta noche con "Hello goodbye" el primero de sus dos conciertos en Río de Janeiro ante unas 45.000 personas que colmaron los graderíos del estadio Joao Havelange "Engenhao".

Vestido con pantalón negro y chaqueta azul, McCartney cantó después "Jet" y, a continuación, "All my loving", en la que tuvo el acompañamiento del público, que le hizo el coro.

La presentación del exbeatle en Río de Janeiro forma parte de su gira "Up and coming tour", que ya lo trajo el año pasado a Brasil, para dar un concierto en Porto Alegre y dos en Sao Paulo.

Con la presentación de esta noche, el artista británico se reencontró con el público de Río de Janeiro después de 21 años de ausencia y mañana repetirá con un segundo concierto en el mismo escenario.

El cariño del público carioca por el ex Beatle se hizo evidente el pasado 14 de abril cuando sus seguidores agotaron en una hora las 45.000 entradas disponibles para la presentación de esta noche.