Con sus innovadoras propuestas, los artistas emergentes de América Latina han convertido el Barrio Joven de Buenos Aires en uno de los sectores más concurridos de la feria de galerías más importante de Argentina, ArteBA.

Una veintena de galerías y proyectos artísticos no convencionales de Argentina, Brasil, Colombia, Venezuela y México participan en este espacio en la vigésima edición de la feria, que desde el jueves pasado acoge un recinto del porteño barrio de Palermo.

Instalaciones audiovisuales y digitales, esculturas a gran escala y, en general, mucho colorido, dan la bienvenida al Barrio Joven, donde conviven creaciones en todo tipo de soportes y formatos a precios asequibles.

Una de las propuestas más llamativas es la de "La herrmana favorita" (con doble "r"), un grupo de tres artistas de Rosario (Argentina) que no cuentan con un espacio físico propio, sino que se dedican a "parasitar" espacios para difundir sus obras, explicó a Efe uno de sus componentes, Matías Pepe, de 25 años.

En su muestra, unos coloridos globos aerostáticos armados con papel barrilete se combinan con una curiosa propuesta por la que la artista Virginia Negri vende mensajes de texto al módico precio de 5 pesos (0,85 euros).

"Su obra poética se basa en los mensajes de texto", relata Pepe a los sorprendidos que se acercan a ver qué son esos papeles con SMS repartidos por el suelo.

Se trata de "los mensajes que ha recibido, enviado, o nunca se animó a mandar" Negri, quien, durante los cinco días que dura la feria lleva adelante un ciclo de poesía basado en esta nueva forma de escribir surgida con la telefonía celular.

Otro de los espacios más visitados es el "Gift Shop", un proyecto impulsado por un grupo de quince jóvenes argentinos que trabajan "la producción masiva con la reproducción de la obra en objetos seriados, para llegar al público de una forma más accesible y económica", relató a Efe Marina Tórtola, una de las artistas.

Con precios que van desde 2 a 300 pesos (de 0,34 a 51,8 euros) venden, además de las obras originales, su reproducción en los más diversos productos, desde mates hasta cojines y bolsas ecológicas.

Precisamente con una propuesta ecológica, la galería Júpiter de la provincia argentina de Córdoba propone esculturas de animales en gran tamaño, mientras que la carta de presentación de sus colegas de "Big Sur" es una especie de vivero con decenas de cactus de diferentes tamaños y formas.

En "Modo 7" sorprenden con un conjunto de pinturas en vistosos colores que forman una divertida historieta de "superhéroes" que salvan el país, mientras que en la galería Rusia exhiben una completa colección de películas en DVD con dibujos de la artista tucumana Natalia Lipovetzky con reinventadas carátulas.

La galerista venezolana Carmen Araujo, que participa por segunda vez en ArteBA con "puros artistas emergentes" de su país, y el argentino Nicolás Bazarra, de la galería Mitre, coinciden en que el Barrio Joven "aporta mucha frescura a la feria".

Aunque hay mayoría de argentinos, a través de las galerías locales y las extranjeras invitadas se congregan en la feria las obras de jóvenes artistas de más de diez países de la región e incluso de otros continentes, como la del taiwanés Hsuan Lin, residente en Buenos Aires.

Además, este año han sido seleccionados cinco jóvenes de Brasil, Costa Rica, Perú, Puerto Rico y Venezuela para participar en la segunda edición del concurso Arcos Dorados, que con un premio de 8.000 dólares (5.650 euros) busca potenciar el arte emergente de la región.

Pero no sólo lo artistas emergentes del Barrio Joven se atreven con propuestas provocadoras.

El premio más importante de la feria, de 50.000 pesos (8.646 euros), fue este año para el artista santafesino Carlos Herrera, por "Autorretrato sobre mi muerte", una suerte de escultura compuesta por una bolsa que contiene en su interior varios objetos del artista con dos calamares en proceso de descomposición, que desprenden un olor fuerte y desagradable.

La reconocida artista pop Marta Minujín y sus famosas obras de "arte efímero" son otro de los grandes atractivos de esta vigésima edición de ArteBA, que con una cada vez mayor presencia extranjera se consolida como una de las ferias de arte contemporáneo más importantes de la región.

Entre los reconocidos coleccionistas del exterior que han llegado a Argentina para recorrer la feria está el expresidente de Colombia César Gaviria, quien participó además en un panel sobre el papel del rol social del coleccionista en el siglo XXI.