La actriz estadounidense Kirsten Dunst, intérprete principal de "Melancholia" y que hoy recibió el premio a la mejor actuación femenina en el Festival de Cannes, dijo que su director, Lars von Trier, es quien le dio la "mayor libertad" para trabajar.

"Para mí Lars te da la mayor libertad que he visto de los directores con los que he trabajado", confesó Dunst (Nueva Jersey, EEUU, 1982).

"Es una experiencia muy liberadora, no hay ensayos para las escenas, simplemente es que empiezas a rodar y la cámara te sigue", dijo Dunst sobre el rodaje de "Melancholia" en una entrevista con varios periodistas internacionales, entre ellos Efe.

"Intimida un poco al principio porque en las películas uno habitualmente sabe dónde están todas las escenas de cada uno y lo que hace falta únicamente es que hagas la tuya".

"Con Lars simplemente vas al plató y adelante. Hacemos a lo mejor tomas de diez minutos pero a veces tienes la impresión de que duran como media hora", comentó la protagonista de las tres entregas de "Spiderman" al hablar de la intensidad de la experiencia de rodar con él.

Dunst dijo que Trier "odia" que haya lo que denominó "interpretación" de las escenas y cuando se trabaja con él da la sensación de que lo que está sucediendo en el plató "es realidad".

Trier no estuvo en la ceremonia de entrega de premios en Cannes, después de que la dirección del Festival le declarara persona "non grata" por unas desafortunadas declaraciones en las que expresó su admiración por Hitler.

El director danés lamentó posteriormente esas palabras y dijo que fue un "estúpido" al responder de esa manera a la pregunta de un periodista en una amplia conferencia de prensa, un tipo de actos de los que renegó.

"Parece que los guiones que escribe son muy personales y algunas de las experiencias de la película están tomadas de su vida así que sé que él es muy vulnerable y cuando estamos rodando es muy sensible a todo lo que pasa", continuó Dunst.

"Es uno de los pocos autores-directores que hace los filmes sobre mujeres, así que es una rareza", comentó la actriz protagonista de "Marie Antoinette", dirigida en 2006 por Sofia Coppola.

"Es tan sensible, y trabaja mucho con mujeres. Están las mujeres de su compañía, sus productoras (...) se rodea mucho de ellas, así que a lo mejor necesita lo que le aporten", comentó la actriz.

"Melancholia", un filme rodado en Suecia y que tiene como coprotagonista a Charlotte Gainsbourg, muestra las complejas relaciones de una familia durante una boda en la que Dunst interpreta el papel de la novia.

El fin del mundo amenaza a los protagonistas de la cinta -están además Charlotte Rampling, Kiefer Sutherland y John Hurt- porque un planeta cuyo nombre es "Melancholia" está a punto entrar en la órbita de la Tierra.

"No temo el fin del mundo. Pensé más en mi propia mortalidad y no en el final del mundo. Porque si esto pasa no es que vayamos a poder cambiarlo el año próximo", dijo Dunst acerca de la historia que cuenta Trier en la película y sobre qué piensa de la muerte y el fin de la vida.

Sobre qué le atrajo de la cinta, Dunst aseguró que "al principio fue el guión", y explicó que cómo se aproxima a cada texto es todo un proceso para ella "incluso antes de ver al director y hablar con él".

"Y luego con Lars hablamos mucho y creo que cuando pones tanto trabajo en algo que es como una terapia del personaje, eso es lo más importante, porque ahí está la emoción de la película", declaró.

Hubo "buenas vibraciones", confesó la actriz sobre el rodaje."Tuvimos como una catarsis colectiva", resumió sobre la experiencia con Trier.

"Creo que es una buena película -consideró- pero no puedo analizarla como lo puedan hacer otras personas. Hay tanto que no se dice en esta película...", agregó.

"Es difícil para mí verme en el filme (...) en esta cinta es que no es muy cómodo mirarme", dijo Dunst, que protagoniza escenas totalmente desnuda, aunque declaró que no es por esta razón por la que sintió esa incomodidad.

"Pero eso se termina y ahora, pues está bien, caminas por la alfombra roja, pero tienes que mirar la película y es un poco como que te tortura verte a ti misma", explicó la actriz.