El documental brasileño "Waste Land", impulsado por el artista Vik Muniz y que este año compitió en los Óscar, fue distinguido con una mención honorífica y el premio del público en la segunda edición del Festival de Cine Itinerante de Lengua Portuguesa, FESTin, que acaba hoy en Lisboa.

La organización anunció también que la cinta de Guinea-Bissau "Hortas di Pobreza", de Sara Sousa, obtuvo el premio al mejor largo metraje en competición, valorado en 5.000 euros (unos 7.400 dólares), y sucede a la ganadora del año pasado, "Terra Sonâmbula", basada en la célebre novela homónima del escritor mozamiqueño Mia Couto.

En la sección competitiva de cortometrajes, la brasileña "Contagem", de Gabriel y Maurílio Martins, se hizo con el principal galardón, dotado con 2.500 euros (unos 3.700 dólares).

Aplaudida por la crítica, "Waste Land" ("Mundo Basura") narra cómo cambió la vida de varios recogedores de basura de un gigantesco vertedero de Río de Janeiro cuando comenzaron a colaborar con los trabajos de Vik Muniz, realizados a partir de los desperdicios.

Dirigido por Joao Jardim, Lucy Walker y Karen Harley, muestra en sus 90 minutos de duración el proceso de elaboración de las obras del artista brasileño, vendidas posteriormente en casas de subasta londinenses por varios miles de euros.

FESTin, que reúne películas procedentes de los países de lengua oficial portuguesa Angola, Brasil, Cabo Verde, Guinea-Bissau, Mozambique, Portugal, Santo Tomé y Príncipe y Timor-Oriental, ha exhibido 72 películas y ha homenajeado al realizador luso Joao Botelho y a Manoel de Oliveira, considerado el cineasta más longevo del mundo con 102 años.