La central nuclear de Bushehr funcionará a plena potencia en febrero, anunció el director de la Organización de la Energía Atómica de Irán (IAEO), Fereydun Abasi, en declaraciones divulgadas hoy por la agencia oficial de noticias iraní, IRNA.

Dentro de un mes la planta, la primera del país y situada en el sur del país a orillas del golfo Pérsico, alcanzará una "producción de 1000 megavatios de electricidad", anunció Abasi.

Bushehr fue conectada a la red eléctrica nacional de Irán el pasado sábado 3 de septiembre a una potencia de cerca de 60 megavatios.

Por otra parte, el periódico Keihan, citando a Abasi, asegura que las instalaciones de enriquecimiento de uranio en la central Fordo están a punto de inaugurarse.

Gran parte de la comunidad internacional, con Estados Unidos e Israel a la cabeza, acusan a Irán de ocultar, bajo su programa nuclear civil, otro de naturaleza clandestina y ambiciones bélicas cuyo objetivo sería adquirir armas atómicas, alegación que Teherán refuta.

Las sospechas se agudizaron en septiembre de 2009, después de que el presidente estadounidense, Barak Obama, denunciara la existencia de Fordó.

El régimen iraní respondió que no había cometido ilegalidad alguna ya que, según la normativa internacional, no estaba obligada a anunciar la construcción de la nueva planta hasta seis meses antes de que fuera acabada.

En febrero del año pasado Irán informó al OIEA de que Fordó estaba preparada para comenzar a funcionar, una vez que se instalen las centrifugadoras de nueva generación.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha impuesto diversas sanciones a Irán por su programa nuclear y EEUU y la Unión Europea también mantienen sanciones económicas y de viaje a personalidades y entidades iraníes.