Bélgica colocó hoy en el mercado primario de deuda obligaciones por un valor de 2.005 millones de euros con una fuerte subida del interés respecto a las últimas emisiones, de casi 1,3 puntos porcentuales en los bonos a diez años.

Bélgica emitió bonos a diez años por un valor de 450 millones de euros con un tipo de interés del 5,659 %, informó la Agencia de Deuda belga.

El pasado 31 de octubre, fecha de la última emisión de bonos del Tesoro belga, el interés fue del 4,37 %.

Sin embargo, según la agencia de noticias Belga, la tasa registrada hoy aún es inferior a la del mercado secundario, de aproximadamente un 5,8 %.

El Tesoro belga emitió también 165 millones en obligaciones a siete años con un rendimiento del 5,462 %, 530 millones en títulos a veinticinco años con un interés del 5,774 % y 860 millones en bonos a treinta años con un interés del 5,784 %.

Unos 2.000 millones de euros era la cantidad máxima que las autoridades belgas preveían colocar en esta emisión.

Bélgica ha visto estas últimas semanas como los inversores aumentaban la presión sobre su deuda, tal y como han hecho también con muchos otros países de la zona euro.

De hecho, el diferencial entre el bono belga y el bono alemán a diez años era de cerca de 100 puntos en junio de este año y de unos 180 puntos a principios del pasado mes de septiembre.

Hoy fluctuaba alrededor de los 330 puntos, tras abrir por encima de los 360 puntos.

Además, el pasado viernes la agencia de calificación estadounidense Standard&Poor's rebajó la calificación del país de AA+ a AA, con perspectiva negativa.

Poco después, en la mañana del sábado, los partidos políticos que negocian la formación de un gobierno llegaron a un acuerdo para cerrar el presupuesto nacional de 2012, después de casi una semana de ruptura de las negociaciones.