El Gobierno de Singapur pronosticó hoy que su economía crecerá en 2012 entre el 1 y el 3 %, frente al 5 % previsto este año, debido a la caída de la demanda exterior por las crisis en Estados Unidos y Europa.

"Las condiciones de la economía continuarán sometidas a una creciente incertidumbre y volatilidad financiera", indicó el Ministerio de Comercio e Industria en un comunicado.

Las autoridades afirmaron que el crecimiento en las economías asiáticas, principalmente China e India, no bastarán para mitigar los efectos del parón económico en Estados Unidos o Europa, donde la crisis de la deuda pública se extiende en los países del sur.

"Los sectores orientados a las exportaciones como la electrónica y el comercio de equipamiento continuarán con un rendimiento bajo", señaló el comunicado.

Aunque las exportaciones (excepto productos petrolíferos) han aumentado en los últimos meses, en octubre bajaron un 16,2 %, arrastradas por la caída del 51 % de las ventas a Estados Unidos y del 31 % a Europa.

Sin embargo, el ministerio no alteró la previsión de crecimiento para este año, situada en el 5 %, tras subir en el tercer trimestre un 6,1 % interanual o un 1,9 % respecto a los tres meses anteriores.

Singapur, una ciudad-estado de 5,1 millones de personas, depende de las exportaciones, los servicios financieros y el turismo para mantener uno de los índices de Producto Interior Bruto más altos del mundo.