El Ministerio de Salud de El Salvador informó hoy que un joven murió de leptospirosis y que hay al menos siete casos sospechosos de la enfermedad como consecuencia "directa" de las lluvias que azotaron recientemente al país.

La víctima, de 18 años, falleció el 23 de octubre pasado y al parecer se contagió de leptospirosis mientras ayudaba a la evacuación de personas y animales durante el temporal en el municipio de Jiquilisco, departamento de Usulután (centro), según un comunicado del Ministerio de Salud.

Agregó que "las pruebas de laboratorio confirmaron que se trataba de un caso de leptospirosis" y que se han detectado "otras siete personas sospechosas de la enfermedad".

"El joven fallecido tuvo una destacada participación contribuyendo a evacuar las familias afectadas en la comunidad, al igual que sus animales domésticos, a lugares más elevados para salvaguardarlos; fue en el desarrollo de estas tareas donde se estima que adquirió la enfermedad", añadió.

El Ministerio de Salud puntualizó que este es "el primer deceso a causa de la leptospirosis como consecuencia directa de la depresión tropical" que junto a otros fenómenos atmosféricos azotó a El Salvador y otros países centroamericanos a mediados de octubre.

La ministra salvadoreña de Salud, María Isabel Rodríguez, dijo a los periodistas que se tomarán las medidas para "prevenir que se den más casos de esta enfermedad".

"No queremos alarmar a la población" al confirmar estos casos de leptospirosis, afirmó Rodríguez.

El viceministro salvadoreño de Salud, Eduardo Espinoza, anunció que se emitirá "una alerta epidemiológica con medidas específicas para los profesionales de Salud a fin de fortalecer la prevención, manejo y control" de esta enfermedad.

Espinoza dijo que también se han emitido recomendaciones a la población de Jiquilisco y otras zonas para que prevengan el contagio de la leptospirosis.

Esta enfermedad se contrae por contacto a través de heridas en la piel con tierra, agua, basura o vegetación contaminada con orina de animales infectados, como ratas o ganado; sus síntomas iniciales son fiebre, jaqueca y vómitos, y se complica cuando se padecen fallos agudos en el sistema renal y hemorragias.

Las lluvias causaron a mediados de octubre más de un centenar de muertos, miles de damnificados y graves daños materiales en El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.