Embutidas en monos de "motera" y a bordo de un viejo bólido, activistas del Grupo para el Trato Ético al Animal (PETA) han aprovechado las distintas actividades del Gran Premio de Fórmula Uno, que se disputará el próximo domingo cerca de Nueva Delhi, para defender hoy la dieta vegetariana.

Al grito de "Revisa el motor, hazte vegetariano", dos jóvenes mujeres activistas de la PETA concitaron en Nueva Delhi la atención de decenas de periodistas y curiosos, y posaron vestidas con monos verdes como si fueran chicas de las que animan en la Fórmula 1.

"Es una protesta hecha con buen talante. La gente debe sentirse bien después de vernos y queremos mostrar que somos vegetarianas y que se nos ve muy bien y 'sexy'. Podéis hacer lo mismo", dijo a Efe una de las "chicas de pista", Benazir Suraiya.

Según su compañera Swati, ambas eligieron para sus monos el color verde porque "obviamente" ese es el color del vegetarianismo.

En la India ha generado una notable atención la llegada por primera vez del Mundial de Fórmula 1, con la celebración este fin de semana de una prueba del Gran premio en un circuito de Noida, una localidad cercana a la capital india.

El país es quizá la principal cantera del vegetarianismo global, en parte porque el consumo de carne ha estado históricamente penado por algunas de las corrientes importantes de la religión mayoritaria, el hinduismo.

"Los seguidores de la Fórmula 1 saben lo importante que es utiliza el mejor combustible en los depósitos. También deberían tratar así su cuerpo, y eso significa hacerse vegetariano", afirmó en una nota de prensa la dietista de PETA Bhuvaneshwari Gupta.