El presidente de Bankia, Rodrigo Rato, ha ensalzado hoy a los países iberoamericanos como "ejemplo de prosperidad y estabilidad" y ha dicho que éste es" el momento en el que hay que construir nuevas realidades y una gran parte se tiene que hacer dentro de un contexto de unión".

Rato ha hecho estas declaraciones durante su intervención en la ceremonia de entrega de los Premios de la Asociación Iberoamericana de la Comunicación y la Universidad de Oviedo, uno de los cuales ha recogido hoy en la capital del Principado.

Junto a él, también han recibido galardones la Primera Dama de México, Margarita Zavala; el presidente del Instituto de las Américas, Jeffrey Davidow; el rector de la Universidad Autónoma de Puebla, Enrique Agüera, y el miembro de la Cámara de Lores de Inglaterra Daniel Brennan.

Rato ha asegurado que el comienzo del siglo ha supuesto un momento "prodigioso para casi todos los países de América latina, que han florecido tras unos años en los que se les escapó de los dedos la libertad, la estabilidad y la democracia".

A su juicio, "en un breve espacio de tiempo se ha pasado de las endémicas crisis a una Iberoamérica ejemplo de estabilidad, prosperidad y de futuro, un nuevo mundo que se abre para nuevas iniciativas y crecimientos".

"Sin duda, esto no es una cuestión de suerte, ni muchísimo menos, ha requerido largos esfuerzos que muchas veces han terminado en lágrimas que se han pagado con esfuerzo y sufrimiento", ha dicho.

Rato ha apuntado que "no es casualidad que la estabilidad macroeconómica que han alcanzado muchos de los países iberoamericanos haya coincidido con el principio de estabilidad social".

Ha resaltado que en "estos últimos años se han visto importantes reducciones de la pobreza, acercamiento de los niveles de renta, avances importantes y la consolidación de sociedades civiles cada vez más poderosas".

A su juicio, "se perciben caminos por los que sin duda hay que seguir apostando", como es la educación y el conocimiento, que es el "futuro" en el que se ha de basar la prosperidad de los jóvenes, "pero también en la unión, aunque no sea política, sí cada vez más intensa en sociedades y mercados en Iberoamérica".

"Probablemente ahora, cuando se oye a los europeos hablar de uniones, muchas personas en el mundo pensarán qué horror, pero no los crean, es verdad que tenemos muchas dificultades pero no nos ha ido nada mal en la integración europea", ha asegurado Rato.

En este sentido, ha asegurado que la integración en los países de América Latina es, "sin duda, no una asignatura pendiente, pero sí un camino al que le queda un largo recorrido".

Para Rato, esta integración ha de pasar por la "equiparación de condiciones legales, judiciales y mercantiles que permitan florecer a todo este gran continente de oportunidades" y por "robustecer" los sistemas judiciales, la eficacia de la justicia, la garantía de la propiedad, el acceso de la población a créditos y la necesidad de que "los ciudadanos se sientan siempre libres".