Al menos cinco trabajadores muertos y quince heridos dejó hoy una explosión accidental en una subestación de una empresa generadora de energía eléctrica en el departamento colombiano de Caldas (oeste), informaron los bomberos que atendieron el caso.

El sargento de Bomberos de Chinchiná, población en la que ocurrió la explosión, Óscar Roa, señaló a periodistas que los trabajadores estaba realizando labores de pintura en una enorme tubería de la subestación La Esmeralda de la Central Hidroeléctrica de Caldas, Chec, cuando sucedió la detonación.

Al parecer, la acumulación de gases y una chispa desencadenaron una explosión que se sintió y escuchó a varios kilómetros de la subestación.

Varios de los heridos ya fueron dados de alta al no registrar lesiones graves. Otros, por el contrario, son atendidos en el hospital San Marcos, de Chinchiná, por heridas de gravedad.

Los operarios que perdieron la vida eran parte de una empresa subcontratista de la Chec.

El comandante de la Policía de Caldas, coronel Herman Alejandro Betancourt, señaló que una comisión intersectorial inició ya la investigación para esclarecer el origen de la explosión.